martes, 20 de enero de 2009

2. EL RETO DE LAS PALABRAS

A VER QUÉ HACÉIS CON ESTAS PALABRAS:
TRÍPODE / SUPERMERCADO / AMANECER / ZAPATO / CANTAUTOR

myspace graphic



Discover Charlie Winston!


11 comentarios:

maria dijo...

Hoy he tenido un buén día. Fuí al SUPERMERCADO a ejercer las tareas "propias de mi sexo", como dice mi buen amigo Pepe, a quién odio por decir ese tipo de cosas y cuando estaba en el momento mas álgido de la monotonía, es decir ya habia comprado la leche, el aceite, el jabón, la fruta.....Zas, se engancha mi ZAPATO en el TRIPODE de un fotografo que estaba haciendo un reportaje a mi CANTAUTOR favorito, si ese con el que fantaseo de vez en cuando, que estaba firmando su nuevo album AMANECER y me doy de narices con El, si con El. Bueno yo roja como la grana, con el zapato perdido entre la gente y entre sus brazos....Todo amabilidad me invitó a tomar un café, dejó a todo el mundo y se vino conmigo. Cuando nos habían servido el café me dijo:
. Chica que prisas ¿ Ibas a la sección de calcetines? y me miraba insistentemente los pies.
Miré y mis deditos asomaban en medio de un inmenso agujero, el mayor tomate que yo haya visto nunca.
A pesar de eso, hoy ha sido un buén día.
Maria-Norte

Pilar dijo...

¡Ay! ¡Ay! Ya no puedo correr más. Siento que el tripode me está pisando los (pillinas; estaréis pensando a buen seguro que voy a decir "los talones". Pues no)tobillos. Me quito los zapatos. Eso, me quito los zapatos para correr mejor. No hay nada como el tejado de un supermercado para ver el amanecer pegada a mi cantautor, mientras le pido al oído que me la cante otra vez.

Cristina dijo...

Día de Reyes. Un año más me encontraría al AMANECER mis ZAPATOS vacíos. Mi basura sería la única del vecindario sin papeles ni cajas. Un año más volvería al trabajo sin poder responder a la pregunta maldita "¿qué te han traído los Reyes?". Triste, muy triste, y sin arreglar, me fui a hacer la compra al SUPERMERCADO. Me había quedado sin papel higiénico. En la puerta, un CANTAUTOR machacaba mi canción preferida. Mal presagio. Un fotógrafo sonriente hacía fotos a todo el que entraba, con su birrioso gorro de rey mago, fotos que colgaba luego en un panel a la vista de todos. No quiso borrar la mía. Estuve a punto de tirarle su TRÍPODE asesino a la cabeza. Si no llega a venir el guardia de seguridad...

Y después de tantos años, allí estaba él. Tuve que encontrármelo en la sección de las compresas. Guapo como entonces, con una mujer impresionante y unos niños rubios y educados. Y yo, despeinada y con papel higiénico en la mano. ¿Se puede tener peor suerte?

Cristina dijo...

Era cojo. Caminaba con un largo bastón hecho por él. "Soy TRÍPODE", decía con guasa. Uno de sus ZAPATOS tenía un alza enorme que hacía que los niños lo miraran con extrañeza. Vendía sus cupones en la puerta del SUPERMERCADO y desde por la mañana temprano se oía su monótona cancioncilla "¡el preeeeemioooo tengo el preeeeemiooooo!". Todos los días se levantaba al AMANECER y cruzaba la ciudad para estar en la puerta cuando abriesen.

Hace tiempo que nadie sabe de él. Dicen las malas lenguas que un día llevaba el premio de verdad.

Angela dijo...

Al AMANECER,antes de que el SUPERMERCADO abriera sus puertas, el CANTAUTOR ya afinaba las cuerdas de su guitarra, el fotógrafo instalaba su TRÍPODE y el niño famélico esperaba que algún ZAPATO ávido de betún se le acercara para lustrarlo con ahinco. Todos con un mismo y único afán, ganar unos euros para engañar un día más a sus hambrientos estómagos.

Pilar dijo...

Ya en mi adolescencia me resultaba angustiosa la sola idea de robar nada, por muy baladí que fuera, lo cual era motivo de mofa entre mis arriesgados amigos.

Hoy, cerca ya de los ochenta, con menos camino por recorrer y sin vergüenza sobrante en los bolsillos, me lo propuse y lo conseguí.

Les cuento, y me importa un bledo que lo larguen por ahí: agarré a mi cantautor-amante ocasional, entré en el supermercado al lado de mi piso, pillé el trípode de arriba del estante, lo escondí en mi zapato de aguja, abandoné el establecimiento y me quedé en la puerta hasta el amanecer. Nadie sospechó, nada pitó, nadie me miró. Nadie descubrió.

Ahora, aquí, sentada en el rellano de mi vida, me siento feliz como la adolescente que no fui

maría-sur dijo...

Hacía ya dos años que clausuraron el local donde tantas noches se prestó como CANTAUTORA. Allí quedaron entonces tristemente olvidados sus sueños, y tambien aquellos ZAPATOS de tacón que calzaba para parecer mayor.
Hacía ya dos años que en Cenicienta crecía por días la certeza de que gastaríá el resto de su vida encerrada en ese dichoso SUPERMERCADO, secuestrando sus letras y su voz entre códigos de barras y cintas transportadoras.

Una mañana, como casi todas, el AMANECER le estaba esperando un día más a las puertas del SUPERMERCADO, invitándola al trabajo, cuando de repente….

Primero pensó que se trataba de una broma tonta o que quizás estaba todavía dormida. Tuvo que frotarse los ojos una y otra vez hasta confirmar que el cartel publicitario que se apoyaba sobre el TRÍPODE de la entrada era real.
Una fotografía gigante de unos ZAPATOS que le eran muy , pero que muy familiares, se exhibía junto al logotipo de unos famosos estudios discográficos y la siguiente literatura: “Se busca a la voz que una noche nos abandonó”.
Ahora, como casi todas la mañanas desde entonces, el AMANECER le espera, pero a las puertas de su casa, e invitándole a descansar, tras una noche larga de sueños reales y canciones propias. ¡Cenicienta ya no tiene que soñar con ser CANTAUTORA!

maría-sur dijo...

Elegante toda ella, desde el ZAPATO hasta el mechón rosa que rebelde escapaba del resto, nuestra CANTAUTORA de anoche, y en un derroche de "letras y música" en cada gesto y en cada detalle, que bien merecerían, no ya un TRÍPODE sino un pedestal, nos brindó generosamente una de las mejores veladas que hayamos disfrutado hasta entonces, y que más de una hubiéramos prolongado de buena gana hasta el AMANECER. Pena que al día siguiente nos esperaba lo de siempre, ya sabeis, nuestro jefe, el SUPERMERCADO, o la lavadora.

Cristina dijo...

deberíamos poner otras cinco palabras... ¿quién se anima?

maria dijo...

No se quien ha ganado pero ahí van las cinco palabras:
. Mujer
. Libro
. Escafandra
. Pincel
. Musica
Maria-Norte

Cristina dijo...

¡aquí ganamos todas! ¿o no?... Se ruega a maría sur que nos haga una de esas ventanitas tan monas para las cinco palabras nuevas.