viernes, 2 de enero de 2009

¡¡¡FELIZ 2009!!!

¡Por fin se acabó el 2008!
Para este nuevo año tengo muchos deseos, pero como dicen que estamos en crisis y hay que ser austeras, los he limitado a doce, uno por cada uva de las que hemos engullido al son de las campanadas.
Pero por si siguen siendo muchos, por lo menos que no tengamos mucho de qué quejarnos. Con eso también me conformaría, más austera no se puede ser ¿no?.


6 comentarios:

marga dijo...

Yo pido tiempo del bueno. Del que se dedica a llamar a esa amiga que tanto quieres y que tienes tan abandonada, o a acercarte a esa otra que has conocido no hace mucho y que tan bien te cae. Tiempo para leer. Para el blog. Para jugar con Paula, hablar con Blanca, reír con Agustín. Mucho tiempo para mí, para cuidarme, pensar y divagar. Quiero tiempo para perderlo sin sentirme culpable. Quiero derrochar tiempo.

Cristina dijo...

pues si a las 5:25 estás en el blog, vas a tener una hartá de tiempo! ¡bienvenida al club de las insomnes!, yo me he dedicado a Emma...

maría-sur dijo...

...seguir disfrutando de:
1- nuestras palabras
2- nuestras letras
3- nuestros libros
4- nuestros encuentros
5- nuestros juegos
6- "nuestros cuadros"
7- nuestros logros
8- nuestros "paseos"
9- nuestra curiosidad
10-nuestras ideas
11- nuestras miradas
12- ¡de NOSOTRAS!, de “todo” lo que somos, de lo poco o mucho que tengamos, de lo que regalamos, de lo que recibimos, de los otros, ¡ay que me faltan uvas!...

Cristina dijo...

¡otra que no puede con la austeridad!! anda que estamos güenas!

Pilar dijo...

yo pido lo mismo que Marga pero cambiando sus nombres propios por los míos; los que amo y alimentan mi vida, incluso cuando no se dan cuenta. Y pido lo mismo que María pero añadiendo a sus 12 puntos uno más.
13- nuestros desencuentros
porque te enseñan a sumar, a relativizar, a reflexionar, a reafirmarte, a ser humilde, a decir "no", a afirmar con una sonrisa... a enriquecerte.
Y si los dioses que dicen que existen aquellos que creen en ellos, pueden conceder algo más que lo hagan, que sólo tenemos una vida para vivir.
Gracias por anticipado (dicen que las buenas maneras ayudan mucho y yo, por si acaso, me apunto, no sea que después, quienes niegan todo eso -usease los mismos dioses excudándose en el maldito destino- me lo echen en cara y lo usen de justificación para no traerme ná de ná-. Amén (esto también, por si sirve)

rocio dijo...

Gracias por lo de la horita corta, ya sabéis lo importante que es. Espero que ni peque me deje hacer un poco de vida social (aunque sea un poco) y disfrutar de los encuentros. Feliz año a todas y que se cumplan todos los deseos.