jueves, 16 de julio de 2009

ACTA DE JULIO



Las cinco vírgenes, procedentes de Santa Ana, llegaron puntuales al estupendo restaurante que nos había reservado Marió, Victoria 8. Y, cual si de gráciles mariposillas se tratase, se dedicaron a revolotear alrededor de la mesa colocando en cada plato el kit básico que ya va siendo habitual.
Esta vez se componía de:
-Una hoja con el calendario propuesto para la organización de las cenas (Cris).
-Un resumen del libro “La orgía perpetua”, de Vargas Llosa, sobre el libro de Madame Bovary (otra vez Cris).
-Un compendio de cartas remitidas por Flaubert hablando de Madame Bovary, extraído del libro “Sobre la creación literaria”, del mismo autor (Pililebe).
-Varios giraldillos (amabilidad de los camareros).
-Ex libris con dibujos originales de Manolo Cuervo, que éste nos dedicó a las afortunadas que le acompañamos en la presentación del libro de Baterbly ilustrado por él (idea y diseño de Cris, joé, otra vez, y outsourcing de Marga).

Asistimos a la reunión Isabel, Ángela, Pepa, Cristina, María Sur, Pililebe, Adela, Marió y yo. Lloramos la ausencia de Rocío, Elena, María Norte, Mª del Mar y Ángeles.

La organizadora no estuvo muy fina y, como tenemos averiadillas a varias componentes del grupo (traslados, obras, niños, ex-amigas empeñadas en visitar Santa Cruz con 40º a la sombra, etc.), tardamos un poco en centrarnos, pero finalmente cumplimos todos los objetivos, como no podía ser menos, gracias a la experiencia que dan más de dos años de encuentros.

En primer lugar aceptamos el calendario establecido por Cristina para las futuras organizaciones. Tenemos cubierto el orden de cenas hasta octubre del 2010 ¿alguien habló de falta de previsión?

Inmediatamente, Ángela tomó la palabra para leernos una carta donde Elena se disculpaba por su ausencia (una pandilla de amigos la había sobornado con un regalito para que se fuera con ellos) y en la que nos daba su opinión sobre Madame Bovary, lo que nos sirvió para abrir la ronda de comentarios del libro.

Marga hizo un resumen de la biografía de Flaubert y Cristina presentó las ideas principales del libro de Vargas Llosa sobre Madame Bovary.

ELENA. Le ha gustado el libro. Destaca la aguda definición de los personajes, aunque tengan un papel pequeño (la nodriza, la madre de Charles) y la variedad de prototipos que aparecen: el farmacéutico trepa, el narrador pusilánime, la egoísta Emma, el macho Rodolphe. La considera una novela moderna por las ideas de los personajes.

ISABEL. Le ha afectado mucho leerlo, porque le ha hecho revivir situaciones personales que le duelen. Nos remite a un pasaje en el que Rodolphe piensa que “una vez que el encanto de la novedad se iba deslizando hacia abajo como un vestido, dejaba al desnudo la eterna monotonía de la pasión, que siempre adopta parecidos aspectos e idéntico lenguaje”. Nos recomienda viajar a Rouen; quién sabe dónde organizará la cena de septiembre.

ÁNGELA. Destaca la descripción de los personajes. Emma le resulta un poco pestiño, le cae mal. Es una mujer insatisfecha, no está enamorada del amor, sino de la idea del amor. Cuando está desencantada con León, le sigue escribiendo cartas pasionales. A Charles le define como un "lamioso lamelibranquio" (te advierto, Ángela, que “lamioso” no viene en el Drae, aunque todas te hemos entendido perfectamente). Y destaca los pasajes en los que se da rienda suelta a la imaginación del lector, por ejemplo, el paseo en el coche que dan León y Emma por Rouen (“el trote cochinero”). Entiende que en su época tacharan el libro de pornográfico. Emma resulta libertina para su época y para la nuestra.

MARIÓ. Le ha costado leerlo. Actualmente estamos acostumbrados a lecturas rápidas. A medida que ha ido avanzando con la obra, ha mejorado su concepción. Bien escrito, denso, variado. Le ha llamado la atención la actitud tan egocéntrica de la protagonista.

PEPA. Le ha gustado, sin llegar a emocionarse. Ella leyó Salambó, también de Flaubert, hace un tiempo, y no tienen nada que ver. Piensa que hay una gran cantidad de madames Bovary por el mundo.

CRISTINA. Le ha gustado, sobre todo después de profundizar en los comentarios de Vargas Llosa.
Nos descubre que aparecen varios narradores a lo largo de los capítulos, el uso de las cursivas para destacar las frases puestas en boca de los personajes, las diferencias existentes entre las novelas románticas escritas hasta entonces y Madame Bovary; nos habla de rebeldía, sexo, de violencia, de melodrama.
Emma es egoísta, pero se salta los convencionalismos y va a lo que quiere. Vivió una vida de novela elegida por ella. Al final de la obra, en la escena en que moribunda solicita un espejo y sonríe, nos confirma que fue así. Se refugió en las novelas buscando algo que no tenía en la vida real. Destaca la alternancia de frases largas plagadas de adjetivos con otras cortas desprovistas de ornamentos para cambiar el ritmo de la narración.

MARÍA SUR. Le costó meterse en el libro. Se culpabilizaba por ello, hasta que un hada le habló de los comentarios de Vargas Llosa y, al simultanear ambas lecturas, entendió mucho mejor el libro. Ahora siente la tentación de leerlo otra vez. Coincide con Pepa en que cree que hay muchas Emmas por el mundo.

MARÍA NORTE (vía SHM). Le ha costado leerlo.

MARGA. Creo que es un buen libro, escrito concienzudamente y que no ha envejecido gracias a que habla de sentimientos, de vida interior. Pero no me ha entusiasmado, no lo pondré en la estantería de mis libros preferidos, a pesar de todos los estímulos externos que nos empujan a considerarlo una obra de arte de la literatura. He disfrutado mucho con las descripciones tan bellas y detalladas que hace a lo largo de la historia, los cambios de ritmo, la fuerza de algunos pasajes. Me han marcado especialmente la operación de Hippolyte, la búsqueda frenética de Emma de una solución material a sus problemas…y la agonía.
Me llama la atención lo moderado que es el autor con las críticas sociales, la casi ausencia de cotilleos en un pueblo donde es fácil imaginar que todo el mundo conoce los pasos de los demás. En eso coincidimos todas: no hay moralina, el autor se limita a exponer unos hechos que no juzga.

Y ya para terminar, la vuelta al cole queda fijada para el 15 de septiembre, martes. Organizadora: Isabel. Lugar: ¿Rouen?

15 comentarios:

Pilar dijo...

Marga, Marga, qué gracil tu figura, qué rápida tu pluma, qué cercana tu mirada, qué larga tu mano... qué... qué... qué bonitos tus pantalones de Mango, qué... agradecida estoy por haber cumplido con tu palabra de escribir el acta antes de mi marcha de vacaciones.

Espero que las tuyas sean estupendas. Y, ya sabes, a la cuadrilla del Sur que va a tu Norte ponles cangrejos y cordero y saber-estar palentino, relleno de gracia castellana y solo-se-presume-de-lo-que-se-tiene-y-ni-eso-siquiera aderezado con una salsa de no-me-toqueis-los-cataplines-que-yo-también-estoy-de-vacaciones.

¡¡Feliz 25 aniversario!!

Cristina dijo...

¡bieeeeen!! ¡habemus una estupenda acta! laudeamus igitur, hijita, ni un pero le puede poner esta vez la perez. ¡Felicidad, pasión y deliquio, como diría nuestra amiga la Emma! Está claro que nosotras no queremos la vida que leemos, con leerlas tenemos bastante.

¡Victoria! tenemos que cantar victoria, el sitio era estupendo, la mesa cuadrada, la mejor, la compañía magnífica y los huevos de codorniz, a juzgar por el apetito y la expansión de algunas, un éxito.

Me gusta compartir mesa y mantel con vosotras, mis compañeras librescas, y en verdad os digo que nuestro grupo es mejor que el de las neoyorkinas (que ni tienen blog ni ná), y me da pena que tengan que pasar dos meses para vernos en Ruán, pero el viaje en la roulotte va a ser divertido, no me cabe duda.

Pongo aquí el resultado de la votación del blog sobre Madame Bovary, que lo quiero quitar ya:
VOTOS: 8
MUY BUENO: 1
BUENO: 5
REGULAR: 2

Y adiós, que me voy a probar un coche, luego sigo

marga dijo...

¡Qué peso me he quitado de encima! ¡Qué miedo le tenía al acta! Ya vuelvo a ser yo, no sabéis con qué seriedad me lo he tomado. ¡Hasta mayo del 2011!

Cristina dijo...

y a madame Pililebe, gracias, porque aunque no se leyó el libro, nos aportó el punto de vista del autor con la lectura de trozos de las cartas de Gustav a su amante, Louise Colet. Una interesante visión de la angustia de la creación, de la obsesión por crear frases perfectas, del metódico ritual que creó durante los seis años que estuvo escribiendo esas 4.500 hojas manuscritas, rellenas de tachones y cuyo resultado hemos tenido entre nuestras manos este mes.

Pilar dijo...

Denada, Xristi. Denada. Y respecto a los huevos de codorniz que se metieron algunas por el cuerpo en exceso, cinco si mal no recuerdo, debe ser al estómago de la susodicha (apuro me da escribir aquí su nombre, no vaya ser que no quiera que se haga público, aun cuando ella sabe que pronunciarlo es para mi un deleite) lo que el silencio autoimpuesto a mi única neurona de reserva, que es con la que yo funciono hace ya un tiempecillo. ¡¡Qué malo es pa mi cuerpo estar callá!!
Por cierto, amiga, eso de probar un coche ¿significa que te vas a comprar uno? ¿Y me vas a llevar de paseo si sí?. Y tú, Margarita de todas las estaciones, ¿me ha parecido percibir placer y alivio en tus palabras al escribir que no harás otro acta hasta el mes de mayo, mes de las flores, de 2011?

marga dijo...

síiiiiiiii. Aunque la verdad es que, después de vuestros halagos, quizás me ofrezca voluntaria para Agosto.

anoréxicadetodalavida dijo...

Se toma una cinco huevines de nada y, ¡hala, en boca de todas! está visto que una no puede ni expandirse a gusto......
Marga, estupenda cena, estupenda acta, y sobre todo, estupenda tú, como siempre. Yo si que he sabido agradecerte la cena que has organizado con tanto esmero y dedicación, y ¿sabes lo que te digo? ¡mucha anoréxica es lo que hay!

Beatriz dijo...

Enhorabuena por ese acta Marga. Como tardes tanto en volver a escribir un acta, vas a perder el buenhacer que tienes. Si te parece te vienes a nuestra cena (17 sept. ) que me toca a mi y me ayudas, vale??

Feliz verano a todas, a las que vacacionan, a las que no, a las que leen mucho más, a las que se vaguean, ... en fin a todas, toditas, todas. Eso sí, con muchísimo cariño.

Cristina dijo...

¡hola Bea!!! ¡cuanto tiempo sin leerte! mira, comprendo tu envidia, pero nuestra Marga tiene muchas cosas que hacer aquí, y no tiene tiempo de andar haciendo actas ajenas, vamos, que tiene que ponernos palabras nuevas, escribir sus memorias palentinas, escribirnos unos laudes, ir conmigo de excursión a ikea... y más que ahora que está con su niña de campamento... ya verás la de cosas nuevas que nos pone en el blog en los próximos días... atenta, atenta... la marga sin niña y yo de vacaciones ¡temblad, bellacas! preparad ya las gafas de la presbicia, que os vais a hartar!!!!

Anónimo dijo...

Gracias querida hermana. Otra cena que no me pierdo aunque no haya estado.

Creo que despues de leer todas las opiniones sobre el libro, se merece otra lectura por mi parte, porque tengo la sensación de haberme perdido algo.

No entiendo tus miedos con el acta, te ha quedado genial y te doy las gracias por haberla hecho con tanto esmero.

Creo que esta tarde por fín ya me devuelven mi ordenador con su disco duro arreglado.

Un beso para todas

Maria-Norte

maría-sur dijo...

Margüi: aunque ya me adelanté en otra entrada para loar tu bienhacer, ahora vuelvo para alabarte por tan magnífica acta. Una vez más me reafirmo en el convencimiento de que cuando las cosas se hacen con cariño salen bien. No importa tanto que sepamos o no hacerlo como el intentarlo y echarle un poco de mimo, ¿verdad?

Y como ya comenté que, a diferencia de nuestra Emma, procuro más disfrutar de lo que tengo, que empeñar mi vida en imposibles, me atrevo a comentar ahora, segura de que a todas nos aportará mayor satisfacción, que dado el tiempo que llevamos reuniéndonos -como dices- y las ricas aportaciones que unas y otras vamos procurando -no hay más que ver esos kit básicos de los que hablas adornando nuestras mesas- deberíamos poner un poco más de atención en lo que a las cenas se refiere.

No olvidemos nuestros orígenes, como ya dijo en los comienzos una de nuestras lectoras: “la cena del libro es la cena del libro”. Para otros menesteres ya tenemos nuestro magnífico blog, nuestras escapadas culturales, nuestros gin tonis y la casa de la vecina si hace falta. ¿O no?

Ahí queda eso, y antes de que me abucheéis, me voy con mis… ¡pelillos a la mar!

maría-sur dijo...

Todo para decirte que como organizadora, perfecta. Las que no estuvimos "muy finas" fuimos nosotras.

(Vale, vale,....rezaré tres padresnuestros)

Pilar dijo...

Ole mi María-Sur, ke más ke del Sur parece del Norte (x akeyo de ke no pierde el norte. ¿Lo piyas, lo piyas?). Estoy contigo (y no es peloteo para ke me traigas a casa después de la cena de septiembre ke, a buen seguro, no será en mi barrio de nuevo. Digo yo)

marga dijo...

Hola Bea, me encanta que nos visites. Hoy veré a Emma y le daré muchos besitos para que los reparta entre todas vosotras.

María, no hace falta que reces tres padrenuestros, con una ducha fría a las cinco de la mañana será suficiente. Tienes razón, debemos centrarnos más en las cenas; ya hay veces que lo hemos conseguido, pero el verano es lo que trae, hace que nos relajemos y le queramos dar un ambiente de vacaciones a todo.

Cris, aunque no tengo a Paula, me han traído un cangrejín de Córdoba y no sé si lo devolveré entero o me lo comeré antes ¡es tan ricoooo!, así que hasta el lunes no voy a estar operativa.

Y a todas las demás, gracias por vuestros halagos ¡me gusta, me gusta!, aunque tiene razón Cristina cuando me dice que ha salido un acta sobria, impregnada del espíritu románico-palentino.

Cristina dijo...

como habrás podido comprobar, marga, yo tampoco he estado operativa hasta el lunes. Acabo de llegar de la playita... pero hoy no te libras, que me tienes que contar cómo preparaste el cangrejillo cordobés