jueves, 1 de diciembre de 2011

ACTA CENA DE NOVIEMBRE. LOS OJOS DE LA GALLINA

En esta ocasión llegamos todas al Restaurante Binomio con una puntualidad británica, incluido nuestro ilustre escritor MANUEL YRUELA y María José, nuestra invitada del mes que vino con su hermana Marió.
Manuel nos contó que "LOS OJOS DE LA GALLINA" es el primer libro que escribe. No pensaba escribir una novela, un amigo lo convenció para escribir un relato a medias y lo enviaron a Madrid, a una editorial. Posteriormente la editorial le encargó que escribiera una novela y escribió el primer capítulo y continuó escribiendo hasta que la concluyó. La editorial desapareció y al final se la publicó otra editorial diferente, con lo cual puede decirse que se trata de una novela por encargo.Nos confiesa que él escribe para sí mismo, como la mayoría de los escritores. No recuerda de donde le surgió la idea para el argumento de la novela, lo que si recuerda es que quería que se encontrran dos personajes tan dispares como Gerardo y Demetrio. Reconoce que puso más atención en la forma que en el fondo de la historia
Todas coincidimos en que quizás al principio nos costó un poco leerla debido a la gran cantidad de palabras sudamericanas que se utilizan en la novela y que en España no se usan, que empezamos a buscar en el diccionario pero abandonamos por lo árduo de la tarea.
Adela opina que la historia es interesante, que fluye y que para ser el primer libro que escribe está muy bien.
Rocío se ha enamorado de Dª Aselina, la maestra que le transmite a Demetrio el amor al arte y gracias a ella llega a tener tanto amor a la pintura que le hace querer cambiar de vida y no conformarse con la que le ha tocado en suerte. Echa en falta que el personaje de la maestra no tenga mas relevancia en el libro, que le parece fundamental para el desarrollo posterior de la novela.
Cristina no entiende por qué despues del polvo, que se intuye majestuoso por la descripción poética que hace Dulce del mismo, no quiera volver a saber más de Demetrio. Las demás opinamos que debe de ser por el pasado de Dulce, que se deben de haber aprovechado de ella en más de una ocasión.
A todas nos parecen los personajes muy tristes, Demetrio nos parece pusilánime y triste y Manuel nos dice que llevamos razón, que la novela es en blanco y negro. También nos choca la crueldad que de pronto aparece en Gerardo cuando quiere denunciar a a Demetrio sin aparentemente haber mediado nada. Marga resalta que tampoco había captado la violencia que aparece al final en el parque, cuando atacan a Dulce.
Marga opina que los personajes están muy bien definidos, que con sólo unas pinceladas y muy pocos datos podemos hacernos una idea muy clara de cómo es cada uno.

4 comentarios:

Maria-Norte dijo...

Gracias Angela, ha sido muy enriquecedor

Cristina dijo...

ahora que ya tenemos nuestra acta "angelical", quiero darle de nuevo las gracias a nuestro invitado, Manuel Yruela. Fue muy generoso al contarnos cómo se fraguó su novela, cómo fueron naciendo los personajes en su cabeza, esos personajes que ya forman parte de nuestra familia literaria. Siempre es interesante y esclarecedor ver una novela desde el punto de vista de su creador. Espero que disfrutara de la cena tanto como yo.

pilar dijo...

Ángela, gracias por el acta. Me ha gustado leer lo que cada una de vosotras percibió al leer la novela de Yruela.

marga dijo...

Gracias, Ángela, por el acta. Y gracias al santo Job que le insufló una gran dosis de paciencia a Manuel para que aguantara estoicamente ese comienzo de cena tan caótico, donde le hacíamos preguntas que nosotras mismas queríamos responder. Por suerte se impusieron pronto esos más de cuatro años de rodaje y le dimos por fin turno de palabra…momento que eligió el dueño del local para cantar los platos.
Simplemente fue una anécdota, y enseguida entramos de lleno en el libro y en todos sus pormenores, tantos, tantos, que a veces encontrábamos una intencionalidad que el escritor no se había planteado dar.
Fue todo un lujo tener a Manuel entre nosotras. Desde aquí mi agradecimiento.