miércoles, 31 de marzo de 2010

ACTA CENA 17 DE MARZO 2010

6 de abril de 2010

“Hoy es el cumpleaños de María Norte, desde el sur le deseamos que cumpla muchos más y le dedicamos un brindis”.


Asisten: Begoña Valle (invitada), Marga, Cristina, María Sur, Ángela, Elena, Mª del Mar, Isabel y Rocío.


Después de la visita al Castillo de San Jorge (fuimos Cristina, Marga y Rocío) nos dimos un paseo por la calle Betis donde nos tomamos un gin-tonic, se incorporó María y, tras una breve visita a la Casa de las Columnas, nos fuimos al Victoria, 8. Para información de la pre-cena ver crónica de Cristina. En el restaurante se fueron incorporando Ángela, Begoña, Mª del Mar, Elena e Isabel. Antes de sentarnos a la mesa les dejé zanjado el asunto de la camiseta, creo que se han quedado convencidas.

Entremos en materia: Lectura de marzo, Un Tranvía llamado deseo de Tennessee Williams.

“Al cabo de sesenta años uno ya no puede fiarse mucho de su memoria, pero hay ciertos acontecimientos, rostros, encuentros, adioses, que se aferran al pensamiento inalterados. Uno de ellos es la primera vez que vi Un tranvía llamado deseo ……. Puedo recordar dónde me senté para ver mi primer Tranvía: en la séptima u octava fila y hacia la derecha. Tardé sólo unos minutos en darme cuenta de que, en el seno del teatro, aquel texto y aquella puesta en escena abrían las puertas a otro mundo. Esto no se debía a ninguna innovación de la estructura, que tenía un hilo argumental tangible y realista. Se trataba más bien de la propia obra, que a un tiempo te agitaba y te elevaba.”

Así comienza el prólogo que precede a la obra y que firma Arthur Miller, interesantísimo desde la primera palabra a la última.

A propósito de este texto teatral, que no deja indiferente a nadie, tuvimos la suerte de contar con una invitada experta en teatro: Begoña Valle.

En esta ocasión los turnos no se sucedieron en orden para que cada una diera su opinión sobre el libro (como otras veces), sino que las intervenciones se sucedían espontáneamente, pero por sorpresa todo fue bien y por suerte teníamos a Begoña, a la que principalmente queríamos escuchar. A Begoña le encantó la libreta que le regalé y hablamos de las palabras que contenía y a través de las palabras empezamos a hablar de Un tranvía llamado deseo. Es nuestra segunda obra de teatro y empezamos hablando de las ACOTACIONES. El anterior dramaturgo que hemos leído no las hace y en cambio Tennessee Williams además de hacerlas las marca. Begoña nos cuenta que los autores no llevan la obra al escenario (no es el caso de nuestro anterior dramaturgo) pero sí tienen una idea de lo que querrían que fuese cree que son innecesarias si el texto es bueno.

Ante el comentario de la INTENSIDAD de Un tranvía… Begoña nos cuenta que el personaje de Blanche representa la vida de Tennessee Williams. Nos habla de la época en que se publicó, de Strasberg y Elia Kazan y el cambio que introdujeron en la interpretación: el actor empezó a trabajar de dentro hacia fuera, introdujeron EL MÉTODO. Ante las peticiones de aclaración de en qué consiste el método, Begoña nos explica que fundamentalmente el actor tiene que encontrar en su interior las emociones del personaje. Cuenta que Brando se quedó a vivir en el teatro cuando estrenaron Un tranvía…

Begoña considera a BRANDO un actor muy honesto y preciso y nos cuenta que al parecer no era el actor elegido al principio. Tras hacer la prueba a Tennessee Williams le encantó, también a Kazan.

LOS PERSONAJES

STELLA
Stella se encuentra en una difícil situación por el conflicto que se presenta entre su hermana y su marido. Begoña nos habla del personaje de Stella, muy sexual, muy pasional, con una relación intensa y con mucha química con Kowalski, pero también es un personaje fuerte. Begoña nos habla de su maestro, el Sr. Layton, y de las muchas veces que trabajaron escenas de Un tranvía, ella hacía de Stella.

BLANCHE
El personaje de Blanche es la vida del propio Tennessee Williams, en la decadencia de Blanche Williams refleja todas sus frustraciones y las de su familia, sureños añorantes de otros tiempos.

Nos pregunta Begoña si creemos que Blanche provoca que Stanley la viole… Consideramos a Blanche autodestructiva, que además ha elegido situaciones límite. Aunque también ha recibido golpes bajos, se hace referencia al joven marido de Blanche y cómo ella descubrió su homosexualidad de una manera tan brusca al sorprenderlo en brazos de otro hombre.

Para Begoña el mejor personaje es Blanche, es muy complejo. Blanche corrompe el ambiente: el matrimonio de Stella, la amistad entre Mitch y Stanley. Es un personaje que va corrompiéndolo todo aunque con un leguaje poético y hermoso. Blanche entra en un ambiente contrapuesto a lo que desea. Sabe que está hundida pero no soporta la fealdad, necesita transformar lo terrible en hermosura (su propia vida es terrible pero necesita disfrazarla de glamour). Fantasea por necesidad con una vida que no tiene: viajes, cartas a su amigo petrolero... El conflicto aparece porque Blanche ama la belleza, se casa con la belleza pero se topa con la brutalidad de Kowalski.
El mundo de Blanche es atormentado, contradictorio e incluso justificable. Ha perdido dos pilares que la podrían haber sustentado en su mundo, su joven y hermoso marido y Belle Reve.

KOWALSKI
Apasionado en la relación con su esposa e implacable con Blanche que ha aparecido para tambalear su mundo. Stanley no para hasta deshacerse de Blanche, es un bruto para ella, la humilla y la hunde para recuperar su vida antes de Blanche. La interpretación de Brando es tan intensa que hablar de Kowalski es lo mismo que hablar de Brando. Se comentó que con el peso de Brando y la impronta que dejó en el personaje será muy difícil para otro actor representar a Stanley Kowalski.

MITCH
Es un personaje simple y complejo a la vez, no tiene capacidad de reaccionar, podría haber sido la tabla de salvación (imposible) de Blanche.

EL MÉDICO Y LA ENFERMERA
En el médico vemos un rasgo de amabilidad, es elegante y comprensivo. La enfermera cumple su función como funcionaria y tiene un comportamiento muy determinado, T. Williams no demoniza a sus personajes. El médico hace un papel mediador, pero la enfermera hace un papel finísimo y equilibrado (es muy difícil que este personaje se vaya de las manos y muy importante que encuentre su medida). Con estos dos personajes Blanche sale de la casa redimida, es una salida digna.

OTRAS COSAS QUE SE COMENTARON
A algunas les ha gustado leer teatro y además les encanta que con tan poco imaginar tanto, otras confiesan que les cuesta leer teatro. Pero a todas nos ha gustado.

Los personajes de Un tranvía… son personajes con pura pasión, humanos con toda su complejidad. Nada es blanco o negro y todo es justificable.

Begoña nos cuenta que en La gata sobre el tejado de cinc, El zoo de cristal Tennessee Williams siempre presenta un personaje que “machaca” a otro más débil.

De los personajes masculinos no se salva ninguno, y el médico que aparentemente representa lo que Blanche adora en un hombre (elegancia, educación) es el que la lleva engañada a su “final”.

Nos gustaron los nombres de las calles por lo hermosos que eran y nos sorprendió la curiosa historia del limpiador de la oficina de la blogmaster, hombre cultivado, instruido y feliz.

Por el contrario hablamos también de la turbulenta vida de Brando a pesar del éxito. También para Tennessee Williams fue difícil encontrar el equilibrio tras su vertiginoso éxito.

Begoña nos propone la lectura del monólogo de la sargento del Palacio del final de Judith Thompson para justificar las acciones humanas. La dramaturga intenta poner al ser humano en su sitio: nada es blanco o negro.

También nos propone un libro con un título de lo más sugerente La calle de las tiendas oscuras de Patrick Modiano.

EPÍLOGO
Hemos recibido un 10 en urbanidad por haber sido buenas y no haber hecho corrillos ni otras molestas travesuras.

Nos vemos en la cena de abril.




VOTOS EN EL BLOG: 4 votantes a las que el tranvía les ha gustado MUCHO

16 comentarios:

Pilar dijo...

Vaya, una siente al leer el acta que se ha perdido una cena interesante. Me alegro mucho por las que fuisteis.
Yo también, desde mi ignorancia, siento que superar a Brando es ardua tarea y, aunque la película no es totalmente fiel a la obra, la figura de Blanche interpretada por una Vivian Leigh en plena decadencia física y psicólogica impacta mucho; al menos a mí. Espero que volvamos a leer teatro algún día y tengamos de invitada a una Begoña o a Begoña misma.

Cristina dijo...

Muy bien, Rocío... me encanta este repaso a una cena digna de que pase a nuestros anales, con una invitada a la que tendríamos que adoptar o nombrarla nuestra madrina o algo.

"A mí no me interesa la realidad, yo lo que quiero es magia", dijo Blanche, como la pobre no vino a ninguna de nuestras cenas no sabía que se pueden tener las dos cosas a la vez. Aunque yo soy de las que le cuesta (¡todavía!) leer teatro, disfruté muchísimo con Tenneese y con Begoña. Me encantó imaginar al monstruo de Brando, en su mejor época, con su "pedazo asquerosa" camiseta sudada durmiendo en el jergón del teatro para coger el "método" de Kowalski, y con las palabras de Begoña vi la dignidad de Blanche al salir del brazo del médico destino a esa clínica. Cuesta imaginar cómo será su vida allí, pero yo prefiero imaginarla revoloteando con sus trajes de gasa y su corona de diamantes falsos entre los desahuciados, sintiéndose una princesa de vacaciones en un balneario. Y vuelvo a citar a Blache para deciros que "Una hora no es sólo una hora sino un trocito de eternidad caído en vuestras manos"...

Por cierto, mi "cultivado, instruido y feliz" compañero Jerónimo se llevó mi libro para compararlo con la versión inglesa durante las vacaciones de Semana Santa, y ha encontrado más párrafos que se ha saltado el traductor en la versión española... así que... ¡continuará! ¡la función no ha terminado!

Insatisfecha con la rifa dijo...

con respecto a la camiseta ¡tongooooo! ¡tongooooooo!

Angela dijo...

Pues si Pilipink, realmente fué una cena muy interesante, diferente a las demás que hemos tenido pero muy enriquecedora, sobre todo por la inestimable presencia de Begoña............me encantó,igual que me encanta tu Acta, Rocío.

maría-sur dijo...

Julia Carlota
Corriendo tras su ñiño
Y muy buen acta

marga dijo...

La camiseta
mi ausencia provocó:
la busqué en Rusia.

marga dijo...

¡Tiempooo...!

Haikualcoholica dijo...

no quiero tiempo
quiero ya ese gintonic
y hablar de Rusia

Maria-Norte dijo...

Muchas gracias por el brindis y por el acta.

He estado esperando este acta con muchas ganas y me temo que tendré que esperar para la siguiente con la misma ilusión porque no puedo ir a la cena, pero bueno ya tengo los billetes para el encuentro en Zafra, así que a esperar tocan

LA ENCUESTA dijo...

HE PUESTO AL FINAL EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN

rocio dijo...

Tengo que deciros que a Begoña le encantó Hoy Libro y difrutó muchísimo en la cena. Ha sido mutuo el goce. Yo me alegro.

marga dijo...

¿Puedo repetirme y decir otra vez que fue un lujazo la presencia de Begoña? ¡Cómo disfruté! ¡Qué peazo comunicadora! ¡Qué cómodo dejarse llevar y que te cuenten, que te ilustren, que te emocionen!

marga dijo...

Nota para la organización: el acta estupenda,la invitada fantástica, la cena exquisita, pero espero que con la película prometida no pase lo mismo que con la INNOMBRABLE, ésa que dejó un tufillo sospechoso...

Comando Cineclub dijo...

pues date prisa,
roba la película
a tu vecina

recibido, charly dijo...

¡Que buena idea!
Me acerco sigilosa
ahora mismo

ojoperdiz dijo...

No te demosres,
compra las palomitas
que esto está hecho