sábado, 5 de junio de 2010

ACTA CENA CUMPLE. JUNIO


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

“Detrás de cualquier cuadro
hay miles de historias”.
Dedicado con mucho cariño a Marga, María Norte y Cristina.

...“…Y en cada uno de sus colores
queda viva para siempre
una bonita parte de tu vida”

En especial, para ti, Cristina.


M.S.


De María S a Amanda


03 de junio de 2010

Amanda
Casa Cuesta
Sevilla

Querida Amanda:


Si todavía estás ahí espero que puedas leer mi carta. Cristina es increíble. Gracias a ella hemos podido disfrutar de ti nuevamente, y cada una de nosotras ha sido por un momento algo Amanda. Ha traido además el gorrito tarta que tanto nos gusta.

Sabrás también que Elena me ofreció ayuda para la organización, aunque al final no haya hecho falta. Y que a Marga tengo que agradecerle que trajera su dvd, y a María N. su reportaje fotográfico. Así que yo solo me he tenido que ocupar de las velitas, de los folletos de la “peli”, y de algunas fotos, bueno, y de organizar la cena con Antonio, que por cierto bien que nos ha atendido ¿no te parece?

Como sabrás, a la vista de ninguna propuesta para precena, quedamos, las que ya llevábamos de “precena escénica” unos meses, para verificar tecnologías y, como no, tu estado de salud. Sobre las 20,00 h nos vimos Cristina, las Monge y yo por los alrededores de la catedral. Nos entretuvimos un ratillo viendo los altarcitos que adornan Sevilla con motivo del Corpus y tras el paseo espiritual y ramita de romero en mano aparecimos en Casa Cuesta. Gin tonic, o similar, de rigor y a ultimar detalles.

Eran ya casi las 21,30 h y van llegando. Primero Ángela y su cola de carpintero. Luego Pilar, Elena, Mªdel Mar, Rocío y Adela, que junto con Cristina, Marga, María N. y yo subimos todas al comedor.

Fotos contigo –o en ti- y regalitos al rincón con las etiquetitas para el “reparto invisible” posterior.

Antonio nos da la bienvenida y nos presenta al camarero, Jose, que se ocupará de atendernos. Nos felicitamos, brindamos y empezamos rapidito con el libro, aunque antes Rocío, que tiene frío, se cubre con el pañuelo recordatorio que lleva como fondo de bolso, tras la celebración que ha tenido lugar a finales de abril con motivo del 50 aniversario de la inauguración de su colegio en Huelva (las Esclavas).

A todas nos ha gustado el libro. En la encuesta, 6 votos, al 50 % le ha parecido bien y al 50% muy bien.

Abre los comentarios María N. hablando del género: novela epistolar y con ello la posibilidad que da al autor de poder cambiar de registro o tema en función del personaje que escriba la carta, de ahí que con algunas hayamos reido mucho, y con otras se nos haya encogido el corazón ante las situaciones horribles que trae cualquier guerra.. Al hilo del género manifestamos la necesidad de muchas en avanzar un poquito más en nuestras charlas literarias, y recordamos a Bea de Cáceres que ha quedado en enviarle a Cristina una guía orientación a la lectura y clasificación de géneros, identificación e importancia de los narradores, etc.

Hablamos de cómo a través de lo que se cuenta en las cartas podemos ir adivinando la personalidad de cada uno. A través de lo que se cuenta sí, porque algunas confesamos que nos hemos perdido con ciertas cartas y personajes, ya que en el estilo y lenguaje muchos se parecían.

Los P.D. nos han gustado, no así el final previsible, demasiado convencional. A Elena incluso le ha parecido en general un tanto chic lit , y algo ¿incongruente? – no se si es la palabra adecuada- que se acabe casando una chica como Juliet.

A Rocío le gustaría conocer Guernsey y su vena romántica le hace envidiar la vida de los isleños. Otra de sus venas, la clásica, nos llama la atención sobre la alusión en el libro a Julio Cesar, Medea, Catulo… del que por cierto nos trae dos traducciones de un mismo texto: una, la traducción de su libraco de la facultad, con la elegancia requerida al uso y otra, la de un pequeño librito con ilustraciones de lo más erótico-festivas, y traducción “idem”. Apunta además que la visión de la cotidianeidad en medio de una guerra le recuerda a la “Suite Francesa” de Irene Nemironsky.

Destacamos algunas frases o párrafos que tanto nos gustan y recordamos algunas de las situaciones divertidas que se relatan.

Se habla también de la gran labor en cuanto a documentación que conlleva el libro. Aunque a Penilebe, que de ingleses sabe la tira, le parece que no está bien reflejado el carácter de aquellos por el trato poco formal que se dan entre ellos, cosa que no ocurre, al ser ellas americanas, al caracterizar al susodicho Mark.

Nos preguntamos por la rapidez en la correspondencia de algunas cartas dados los tiempos que corrían.

Cristina que es la que lo propuso, confiesa que sin saber de él, lo que le atrajo fue la portada y una vez leido lo defiende como apropiado para la ocasión, al alternar la parte histórica e interesante con esa otra parte divertida y frívola que nos cuenta. Y por ese homenaje a la lectura y al detalle diminuto que de un libro te lleva a otro, y por los lazos que pueden llegar a establecerse al compartirlos.

Tanto es así que María N. comenta que tras leer el libro está todavía más convencida, aún si cabe, de las indiscutibles satisfacciones que reporta pertenecer a un club de lectura. Y nos cuenta además una curiosidad sobre Guernsey –del que por cierto alguna, o tal vez la mayoría, no habíamos oido hablar en nuestra vida- también es el nombre que recibe un tipo de jersey de lana (oriunda de la isla) que llevan los marinos.

Marga dice que es un libro de buenos, hasta los malos (ocupantes) son buenos, aunque Cristina nos recuerda lo malísimos y traidores que son aquellos que denuncian.

Como remate, Penilebe, nos hace caer en una serie de erratas, como la de la pág 270: …sobre tú (sobre ti) y aprovecha para obsequiarnos con uno de sus ya conocidos “panfletos instructivo-documentales”, en este caso de denuncia: “Los problemas de un editor”.

Por fín llega la hora de los regalitos. Algunas miramos el reloj inquietas ¿dará tiempo para "lo otro"?. Vamos bién. Antes de empezar, Ángela nos quiere regalar unos ripios que trae preparados, regalo para todas, en especial para las que estuvimos en Zafra, pues en ello se ha inspirado. Así que con esa gracia que dios le ha dado, a todas con su arte nos ha deleitado. ¡Buenísimos! Y como no, tuvimos tiempo de insistirle para que nos contara alguno de esos chistes, que con esos gestos y ese don multilingüe que tiene, tan bién sabe poner en escena.


Propongo a María N. que haga de maestra de ceremonias, pero Adela por aquello de la experiencia y porque "le conviene estar de pié" repite nuevamente. Y tan divertida como el año pasado, aunque algo más traviesa, empieza el reparto, dejando a un lado los más chiquititos ¡uouououoo! Supongo que aunque tú los vistes te gustará recordarlo, así que dejaré que sean ellas mísmas las que te lo cuenten.


María S


De Marga a Amanda

Querida Amanda:
Como sabrás de mis habilidades con el fieltro, este año he adornado un bonito canasto rosa fucsia con tu logo en fieltro azul. Para los paseos de Elena.

Marga


De María N a Amanda

Amanda, pues yo he adornado hasta el papel de regalo con unas letras de colores que a María S. le han encantado. Tanto es así que le daba pena romperlo y le ha costado lo suyo desempaquetar el marco con la foto de todas nosotras, las catorce en pleno –aunque con algo de truco-.

María N


De María S a Amanda

De nuevo aquí, pués mi regalo a Marga es el siguiente que sale. Es un calendario de mesa, del cuarto año que comenzamos juntas y como va ilustrado con imágenes de nuestros cuadros-sorpresas no puede abrirlo hasta el final. Así que le he escrito una carta rogándole paciencia y contándole un cuento de hadas madrinas, calabazas y la llave con la que podrá abrirlo cuando la consiga. De momento se conforma con el paquetito, que he adornado contigo y el libro en relieve.

María S


De Ángela a Amanda

Pues yo me he pasado toda la tarde pega y despega y vuelve a pegar la ilustración con la que he decorado la caja-compartimento de madera que le he regalado a Cristina.



Ángela


De Elena a Amanda

Amanda, aunque no te lo creas la idea del kit básico que le ha tocado a Mª del Mar ha sido mía y sólo mía. He decorado la caja con una bonita cenefa logo en amarillo y de regalo lleva su llaverito logo en madera y todo lo necesario para elaborar nuestras manualidades cumpleañeras: cola, tijeras, rotuladores, etc.


Elena


De Mª del Mar a Amanda

Te contaré que aunque mi madre me miraba y no entendía muy bien lo que estaba haciendo, le he bordado una bolsa-neceser en tela de saco a Rocío, con palabras de nuestro diccio-hoylibro.


Mª del Mar




De Rocío a Amanda

Pues la Penilebe se lleva delicadamente envueltas para su nueva casa dos macetitas-latas-de-maiz con unas plantitas que he cogido de mi balcón.


Rocío

P.D. Por supuesto he fregado las latitas para quitar etiquetas y restos de pegamento ¡eh!


De Penilebe a Amanda


¡Oh querida Amanda! A mí que tan bién se me da eso de escribir, le he regalado a Ángela mi versión particular de Blancanieves aprovechando el cuento que esa María S-niña lee mientras su padre la dibuja hace muuuuuuuchos años.
Y como no, mis letras recortables y su etiquetita con el dibujo en el papel de regalo.



Pililebe-penilebe





De Adela a Amanda

Amandita, yo he sido la que ha decorado una mini cajonera con los nombres de todas las componentes de hoy libro -bueno, de casi todas, ¡qué despiste!- y se lo he regalado a María N.



Adela



De Cristina a Amanda

Mi queridísima Amanda:
Mientras Adela abría su primer regalo, María S no daba crédito, pues yo también he regalado un calendario de mesa ¡qué casualidad!. El mío va repleto de fotos tuyas vestida y situada para la ocasión de cada mes y lleva resaltadas las fechas de nuestros cumpleaños individuales.

Y como segundo regalo, muchos de los cuadros que María S ha regalado también en el suyo -¿otra casualidad?- pero encuadernados en una bonita edición –¡de lujo!, dice Marisur, ¡un tesoro! repite-. Son todas las lectoras con arte que a lo largo de estos tres años han llegado a nuestro rincón y algunos de los relatos que nos han ido inspirando a cada una.


Cristina




De María S a Amanda

Bueno Amanda, la noche parece que va llegando a su final, cuando de repente, la bonita imagen picasiana que ha presidido nuestra velada inmovilizada en el tiempo… cobra vida!


¡próximamente en sus pantallas! el estreno mundial de...

Suena la música, y nuestras lectoras con arte empiezan a salir de ese rincón que durante tres años llevamos mimando, y descolgándose de sus elegantes marcos empiezan a latir al ritmo de una canción –¡maaaamá quiero ser artista!...-.

Las lágrimas de reir no me dejaron ver esas caras de sorpresa y las risas de las demás, que con su disfrute agradecieron de sobra lo que tanto hemos disfrutado las ¡artistas protagonistas!

Llega la hora de irnos a tomar una copita... Y dejando en el aire esa pregunta: ¿Las mujeres que leen...son peligrosas?, nos marchamos.



María S


P.D. Recuerda que todo empezó aquel 13 de marzo cuando Cristina nos retaba en el blog: “A ver si adivináis cuántos cuadros aparecen en este vídeo de "Hold Your Horses-70 Million", (y quién los pintó)…”. Y como con los libros, un detalle te lleva a otro, y éste a otro, y una amiga ilusiona a otra, y ésta a otra, y… dejando mucha, muchísima fantasía, entre bambalinas, el resultado es éste…¡que acabamos bailando como locas en el césped!


AGRADECIMIENTOS
Este acta "a lo epistolar" no ha surgido por casualidad como ya sabreis. Espero que os haya gustado y que haya dado fiel testimonio de nuestro feliz encuentro.

Gracias a todas las que habeis colaborado y participado en la celebración de nuestro cumpleaños, con vuestra ayuda, vuestra presencia, vuestras risas y vuestros regalitos, haciéndole frente a ese tiempo que muchas veces nos falta y poniendo toda la ilusión que merece estar celebrando tres años ya de lecturas -¡y locuras!- compartidas. ¡Por muchos mas!

Y gracias a Agustín y Paula, que nos trajeron una sorpresa más, para deleite de Marga: recién aterrizada en Sevilla tras diez meses en las finlandias, acercaban a Blanca para dar su primer beso de recien llegada a la artista de su madre.

Y también a Rocío que refrescó nuestra última copita con sus dos amigos literatos.



FIN…
…por ahora, así que nos vemos el próximo día 7 de julio con Miguel Delibes: SEÑORA DE ROJO SOBRE FONDO GRIS. Organiza la cena Adela y yo puedo traer a invitada.





14 comentarios:

Cristina dijo...

Me ha venido muy bien este recordatorio de buenos momentos, risas (más bien carcajadas) y amistad. La vida sigue, con sus luces y con sus sombras, pero lo más importante es que tengamos muchos momentos como esta noche grabados en nuestras retinas. Gracias a todas es un placer "librar" con vosotras.

Mary Christine dijo...

Querida María Sur:
He recibido tu carta y la he leído con el deleite que siempre me provocan tus palabras, a pesar de ese sentimiento agridulce que tengo al saber que mientras tú estás a carcajada limpia, la vida de un ser querido marca su inexorable cuenta atrás. No me dio tiempo la mañana siguiente recrear amodorrada -como otras veces y otros meses- las imágenes de los paquetitos, la película, las conversaciones y la sorpresa dibujada en nuestras caras, porque un bofetón del destino me despertó. Puede que tengamos que aprender a vivir con esos altibajos, pero de lo que estoy segura es que hay que agarrar la vida y la amistad con uñas y dientes, e intentar no dejar nada en el tintero. Y este grupo me está ayudando mucho a vaciar el mío, y para mi sorpresa, la tinta que sale de él es tan multicolor y tan apasionada en todo lo que se propone que, versionando al Celentano en vez de a la Velasco: cuántas cosas no he comprendido que son claras como estrellas fugaces, pero debo decirte que es un placer infinito llevar este pesado equipaje en vuestra compañía y en la de Amanda.

Pero bueno, el corpus de la Cristi se va acostumbrando a la ausencia y a pesar de todo la vida sigue.

Fue un éxito la cena y es un éxito también tu acta (por cierto… ¿te has pensado ya lo de nombrarme presidenta de tu club de fans?). Y ya por el puro placer del cotilleo, te diré que Amanda está monísima con lo que se ponga, con su traje de fieltro, con el de punto de cadeneta, de amarillo, rojo o morado… ¡qué joía! ¿no te parece?

Y ya sin más me despido, deseando que este nuevo año que empieza nos traiga muchas más locuras y lecturas.

P.D. Dile a Rocío que a Guernsey no sé si iremos, pero que recuerde que vamos a tener una corresponsal en Irlanda… además del viaje a Portugal con las cacereñas… puestas a pensar locuras ¡mira que si este año nos volvemos cosmopolitas! Por si acaso que Ángela vaya aprendiendo a pronunciar el acento irlandés.

Besos.

Amanda dijo...

querida M. Sur:

no cuentes con el gorrito tarta el año que viene, a no ser que nuestra animadora se vaya una temporada a convivir con los jíbaros.

marga dijo...

Querida María:
Me he estado asomando al blog con respeto, sabiendo que estabas esperando el momento oportuno para empujar esas palabras llenas de vida que no querías que derrocharan tanto color en un momento gris. Cris lo intuía también y te ha dado permiso de una manera preciosa (creo que le pondré un telegrama para agradecérselo).

Tengo que decirte que te empeñas en ponérnoslo difícil, cada vez subes más el listón. Podías haberte conformado con escribir algo más normalito, pero no, tienes que dar siempre el do de pecho y deleitarnos, emocionarnos y conseguir que cada una de nosotras se sienta importante dentro del grupo. Gracias por esa ilusión que le has puesto a nuestro cumple, por las velas, los programas de mano, todos los detalles de la reserva, el acta epistolar… y por hacerme sentir que hemos conseguido algo muy grande que debemos mimar.

Cristina dijo...

querida Margaret:
Me ha llegado tu telegrama. Es azul.

maría-sur dijo...

Queridas mías:

El deleite y el placer son míos. Poder escribir una carta contando las “cosas buenas” que me pasan y pasan por mi vida, es todo un lujo. El listón las que lo ponéis muy alto sois vosotras, ¡guapas!; yo sólo intento poder estar a la altura, y lo consiga o no, para mí ya es emocionante.
Besos.
María.

P.D. Me llaman del club de fans del “Gorrito tarta”: abogan por su conservación, aunque tengamos que ponérnoslo en la punta de la nariz.

Maria-Norte dijo...

Queridas lectoras:

Todas tenéis un don mágico, que es poner palabras a mis sentimientos.

Cristina haciendonos querer a personas que solo conocemos a través de ella y como dice Marga a darnos permiso para seguir con lo bueno de la vida.Suscribo todo lo que dice Marga, yo en los momentos duros me bloqueo y ni siquiera se dar palabras de consuelo.

Maria-Sur, mediante la original idea de una carta, volver a ponernos en la noche de nuestro aniversario y vivir toda aquella alegría que ninguna de nosotras sabíamos ni queríamos disimular.

En esta mañana de domingo, solo tengo palabras para daros las gracias a todas vosotras por como ayudáis a que cada día me sienta más y mas grande.

Beatriz dijo...

Chicas no me olvido del "guión" que os prometí. Estoy en ello y en breve lo tendreis en Sevilla. Piano, piano....

besos

Cenicienta dijo...

¡Gracias al HADA de las hadas madrinas que tan bién ha ilustrado mi carta!

el hada dijo...

A-mandá

maria sur dijo...

:)

(t´a pillao, Amandita)

P-I-L-I-L-E-B-E dijo...

¡Amandaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
Dile, pó favó, a mi María Derqui favorita que greacias, gracias por la cena. Que estuvo todo de pan y moja. Que es una organizadora güena, güena onde las haya y que el acta magustao una jartá, cómo no podía ser menos.

Y a Julia-Carlota, dile si la ves, que tengo sus macetitas-latitas de maíz en mi balcón, que las riego y tó, que ya le contaré cómo va la cosa.

¡Ay! ¡Qué bioen me lo pasé!

Cristina dijo...

¿dónde estará nuestra amanda descarada? la pobre... qué pena no tener un almacén.

marga dijo...

¿En un almacén la quieres meter a la pobre? ¡Con lo contenta que está ella calle arriba calle abajo! Dicen que la han visto por la Alameda del brazo de nuestro querido Antonio. Lo mejor que hicimos fue dejarla bajo su tutela: Amanda está tan feliz que ya no quiere librar más.