martes, 23 de diciembre de 2008

1. ¿JUGAMOS A LAS PALABRAS?... azagaya

Puestas a jugar, ¿qué mejor juego para nosotras que descubrir el significado de palabras nuevas?

Se me ocurrió cuando María Norte nos regaló una de sus palabras preferidas: "Bolboreta", que es mariposa.
REGLAS DEL JUEGO:
1. Ponemos de vez en cuando una palabra rara o curiosa, una de esas palabras que ya está en desuso o que está en peligro de extinción.
2. Cada una escribe el significado que creemos que tenga en el diccionario. ¡NO VALE HACER FULLERÍA Y BUSCARLO EN EL DRAE!.
3. La que se acerque más es la que gana... ¿que qué gana? ¡sabiduría! y la admiración de las que no lo hemos acertado, claro.

Esta vez no juego yo, porque ya lo sé (bueno, también puedo participar como anónima para confundir, jeje), pero la siguiente vez que la ponga otra, y así jugamos todas.
¿Os apetece el juego?

EMPEZAMOS POR ESTA, AZAGAYA ¿qué os sugiere?



AND THE WINNER IS... ¡EL CUÑAO DE BEA! (ovación)... y luego María Sur, ¡que es la que pondrá la siguiente palabra!
Una azagaya es un arma arrojadiza primitiva y ligera que se lanza con la mano (como una jabalina) o con la ayuda de un propulsor, y que generalmente tiene la punta de asta de cérvido, un mástil de madera y, quizá, también, unas plumas en la parte final para estabilizar el vuelo, como se hace con las flechas.
La punta de la azagaya es, generalmente, el único resto que encuentran los arqueólogos en las excavaciones, pues el astil de madera se pudre con el paso del tiempo. Por esta razón, la palabra azagaya es empleada, en arqueología, para referirse indistintamente a las lanzas completas o a las puntas de cuerna de este tipo de armas de caza.
(todo menos una prima fea y zancuda de un flamenco ¡arsa!)
______________________________

¡Azomando, azomando...y seguimos jugando !


.................

24 comentarios:

marga dijo...

¡Ésa la conozco yo! Dícese de la mujer que se entretiene volviendo locas a sus amigas.

Anónimo dijo...

FRÍO, FRÍO COMO EL AGUA DEL RÍOOOO...

Anónimo dijo...

ESPERABA MÁS DE TÍ, TÚ QUE ERES NUESTRA MARÍAMOLINÉCHIFLI

marga dijo...

Anda, bruja, si eso iba por tí, que aunque te disfraces de anónima se te ve la escoba. ...bueno, la verdad es que lo que se me viene a la cabeza con esa palabra tan chula es un fruto silvestre, rojo, pequeño, comestible e insípido. Me lo pongo difícil con tanta puntualización, ¿verdad?

Anónimo dijo...

ASÍ ME GUSTA MÁS. SIN CHUFLA, CHIFLI

Beatriz dijo...

Hoy en la comida de Navidad con mi familia política, les he lanzado la palabrita en cuestión. Mi cuñado sin pensarlo mucho me ha dicho que es un tipo de lanza, es verdad???

Cristina dijo...

esperaremos unos días para dar el resultado, a ver si hay más propuestas...

marga dijo...

Juego infantil donde gana el último que llega a la meta.

marga dijo...

Ave zancuda, considerada la prima fea de los flamencos por su color pardusco.

marga dijo...

Apero con terminación en forma de cuchara.

Cristina dijo...

Marga, te digo una cosa, o te llevas tú el premio o se lo lleva el cuñao de Bea. Asín están las cosas y asín se las hemos contao. Tengo que decidirme uno de estos días. Te lo daría a ti por afinidad y por tu ingenio a la hora de buscarle primas feas y zancudas a los flamencos ¿qué va a decir José Mercé, hija mía?, pero pa una vez que participa un hombre... no sé, no sé...

Anónimo dijo...

mujer sagaz y valiente

Beatriz dijo...

Dónde va a parar?? mucho mejor que se lo lleve Marga, total mi "cuñao" ni se va a enterar. Yo voto por Marga!!!!!

Un beso Marga.

maría-sur dijo...

¿será una piedra puntiaguda y cortante?

maría-sur dijo...

¿ o se dirá de la que observa y calla ? (¡¡!!)

Cristina dijo...

ya he puesto arriba el resultado.

María sur, en ausencia del cuñao de Bea eres tú la que pone la siguiente palabra, porque eres la que más te has acercado (que conste que para mí siempre serás la ganadora)

maría-sur dijo...

¡iuuuju!

marga dijo...

¿Y aquí no hay premio de consolación para la que no ha dado ni una? Menos mal que siempre te tendré a ti, Bea, porque estas dos lagartonas lo apañan todo. Y dame el teléfono de tu cuññññao, que al pobrecito le han birlado el premio por la cara.

Cristina dijo...

Érase que se era una niña que se creía peter pan y que no quería crecer. Se volvía tan loca con las mujeres que entretenían a sus amigas que decidió irse sola por el bosque.

Se iba comiendo todos los frutos rojos silvestres que se encontraba por el camino, pero todos le parecían insípidos y demasiado pequeños para ser comestibles. Anda que te andará huyendo de una bruja, llegó a la isla de los niños perdidos, y jugó con ellos a un juego muy raro, pero ganó, porque llegó la última a la meta y en eso consistía el juego. Menos mal, porque a la niña no le gustaba perder los juegos. Uno de los niños perdidos, el más mayor, le dió su premio: era un ave muy extraña, se parecía a los flamencos pero era más fea y con una patas largísimas, tan largas que ella no veía el final. A la niña le dió pena, sobre todo cuando vio cómo sus primos los flamencos se burlaban de sus plumas parduscas desde la laguna, cantándole fadangos y presumiendo de lo rosita que eran las suyas: ¡zancuda, que eres una zancuda, olé, arsa, pero qué fea que es mi prima!.

La niña se la llevó a su granja, y le daba de comer el pescado que pescaba su amigo el Capitán Garfio con una cuchara de madera larga como las patas del ave, porque la niña era tan práctica se la había hecho así, para que lo mismo le sirviera de cuchara que de apero de labranza...

Y vivieron felices y comieron perdices... hasta que llegó el cuñado de Bea y se llevó al ave a su finca de Extremadura, porque al final resultó que el ave no era tan rara, ni era prima de los flamencos: era un avestruz y tenía ya ganas de pasar un rato con una avestruza, en vez de con tanta merluza.

Y colorín colorado este premio pa Marga se ha acabado.

Cristina dijo...

como no te consuele el premio te doy con una azagaya en toda la cabeza, guapa.

marga dijo...

No sólo me consuela, sino que me llena completamente. Genial. Ya no necesito que vengan los reyes a mi casa (algien te lo agradecerá). El único fallo es que se te ha olvidado poner el nombre de la bruja.
¡Porfa, María, pon rápido otra palabra que quiero perder otra vez!

Cristina dijo...

no te acostumbres, sor margi, pero te merecías el premio por ser la que más intentos ha tenido... era el premio a la participación.

Ah! y la bruja se llamaba: ¡anda! ¿po no mesaolvidao el nombre? ¡esta cabecita mía! pero no era mala mala del tó, sólo le divertía dar escobazos de vez en cuando, y era monísima, de rubios cabellos y porte aristocrático... ¡ah! y la escoba era de diseño ¡of course!

maría-sur dijo...

MARGAAAAA: ¡AZOMA,AZOMA!

maría-sur dijo...

érase que se era una niña que venía del lejano azomar,traía aromas de margaritas y le gustaba mucho jugar....