miércoles, 18 de marzo de 2009

NOCHE CON EL RECOGERCARTONES EN LA TABERNA DEL PITER

“el saber vivir es un arte y el arte es vida”

Eso decía el cartel de la exposición de Manolo en la Taberna Ánima. Buen eslogan para una noche de arte.

María Sur, María del Mar, Marga y yo, Cristina nos fuimos en el autobús hacia el centro. No cantamos lo de “qué buenas son las madres superioras, qué buenas son que nos llevan de excursión...” por miedo de que el chófer nos bajara, por locas, en la calle arroyo, pero ganas no nos faltaron de lo contentas que estábamos.

En la Campana nos esperaba Ángela (con los pelos sucios para no quedarse sin el prometido pin, pero tan mona como siempre). Llegamos puntuales, a las 9 en punto, como chicas buenas para ver a las chicas malas. La calle Miguel Cid ya estaba llena de gente, y Manolo deambulaba feliz de un grupo a otro. Lo atracamos, literalmente lo atracamos: “los pins o la vida”. Rodeado por todas nosotras como buitres carroñeras, sacó los últimos que le quedaban, en secreto, para no ser acosados por más gente. A partir de ahí lo lucimos orgullosas en nuestras solapas. Y cómo no, nos hicimos una foto, porque esta noche el puesto de fotógrafa estaba estupendamente cubierto por Marga.

.....................


Entramos casi las primeras y fuimos admirando de nuevo esos cuadros que habíamos visto gestarse, pero ahora ya creciditos, con sus marcos y sus cristales. Jane Fonda reinaba por fin sobre su colorido fondo. Había dos cuadros enormes que no conocíamos, preciosos, con las piernas de Kate Moss en toda su longitud. El sitio elegido por Manolo para exponer su obra no puede ser mejor para tantos chicos malos, Amy Winehouse en la taberna del Peter, en su salsa, a punto de levantar la mano para pedirse un güisqui. Frank y Gene, los dos marineros bailarines, parecían agacharse para cotillear quién estaba en la barra mientras Lolita, a su lado, se bajaba descaradamente las gafas, mirando indiscreta a los que iban al cuarto de baño.

Nos acodamos en la barra de Peter y pedimos unas cervecitas, para no ser menos malas que las de los cuadros: "¡allá donde fueres, haz lo que vieres!". A nuestra izquierda saludamos a Macu, la madre de Macuti y dueña de nuestro local preferido, el Abuelo, que estaba con Diego Carrasco, celosillo por nuestra afición a Manolo “¡pero si ése no ha escrito ná!”. "¡Bueno, y qué, nosotras somos polifacéticas!" pero no te preocupes, te invitaremos a una cena, Diego, para comentar el libro de relatos que estás preparando, titulado “3x1”... (¡pssss!, le añadió Marga, como subtítulo, porque a ella le recordó al nombre del spray que todo lo abre), o nos pongas tu película sobre la Giralda de Nueva York, primer rascacielos de la gran manzana (aunque le advertimos que sería imposible tenernos una hora calladitas). María del Mar, rápida como una centella, buscó el sitio, el “delicioso” restaurante de su hermano, que tiene pantalla, las demás pusimos las ganas. Y Diego dijo que buscaría la peli. Así que hay que poner una fecha, y no dejar al chiquillo con las ganas.

Alfonso Zurro nos dijo que se nos iba la fuerza por la boca...

¡qué vergüenza!

¡otra fecha que tenemos que poner! ¡se nos acumulan los compromisos! ¡no podemos quedarnos con esa mala fama!

Muchos amigos con el recogecartones, aunque no vimos a su perro sultán por ningún lado de la taberna del piter. Allí estaba también nuestra amiga Antonia Jaén, que nos contó que ha estado en Alemania y allí ha entrado en otra etapa, cambiando los desnudos por los paisajes... ¡tendremos que verlos!

Manolo se quejaba de que no había vendido nada, pero ¡y lo que disfrutó! ¡eso no tiene precio! Muchas fotos nos hicimos con él, y él se dejaba mimar (¡margaaaaaa, esaaas fotoooooos!). Después de saludar a to quisqui nos fuimos al bar de la esquina a tomar una tapita.

Llegó mi amigo, el del impronunciable nombre para una pobre andaluza como yo: Jorge, el de Gijón, que nos contó mil y una historias.

Platazo de filetitos y huevos con jamón que pidió nuestra administradora y del que dimos buena cuenta. No contentas con eso nos fuimos a la Alameda a tomarnos algo más, después de despedirnos de los amigos que por allí andaban, incluido Jesús Tejedor.

Por el camino llamamos a nuestra María Norte, que era su cumpleaños ayer ¿esa edad tiene de verdad? ¡Uy, la pobre! ¡Pues no lo aparenta! Nos ha prometido una entradita con su viaje a Laponia, lo esperamos ansiosas.


Ángela venía de darse un masajito la mar de relajada. Jorge tuvo su momento “pitonisa” y le leyó las manos, augurándole un futuro prometedor, y a Sor Margaretta ¡horror! Le dijo que tenía escrito bien clarito un pasado lleno de novios y pisos ¡ufffff...! ¡anda que no tiene rayitas la sor en su palma!

Hemos descubierto gracias a Ángela que hay palabras que sólo con decirlas dan gustito (esa era otra faceta que desconocíamos de las palabras). A ella le dan gustito y a nosotras un ataque de risa de esos que te duele la cara. Nos hizo una demostración de sus frases preferidas, “erpurrpooo”, repetía una y otra vez con boquita de piñón..., “errpiccnicccc”... y pa qué te voy a contar si en er piiiicniiiic comemos purrrpooooo...

errr

piiiiiii

niiiiiiiii

Aquí la veis, en pleno picccccniiiic, que va acompañado de una lánguida caída de ojos a lo Emma y un parpadeo cuando llegas al iiiiiiccccc....

Pililebe, ya sabes, si quieres que vuestro idilio continúe ¡tendrás que practicar! (lo que no se ve es el carcajeo que teníamos las demás comensales, ¡un escándalo!)

Y así, entre purrrrpooooo y pirrrrniccccc llegó la hora de ser buenas y de irnos a nuestras casas... ¡qué buena noche pasamos!


14 comentarios:

maría-sur dijo...

“El saber vivir es un arte y el arte es vida"

Y el saber transmitirlo un orgullo. Y el ser elegida para compartirlo y disfrutarlo un lujo. Gracias Cristina, gracias, gracias. ¡Por tantas cosas!¡Por tanto! ¡Y tan bueno!

Pilar dijo...

Vaya; ¡si hasta he tenido la impresión leyendo de que yo también estuve allí! ¿Por qué será?

Envidia sana siento. Gracias por contarlo, Xristi.

Anónimo dijo...

Me adhiero alos dos comentarios anteriores, si me lo permiten sus autoras.
Y además muchísimas gracias por la llamadita de ayer, fué el colofón perfecto para un día perfecto.
Maria Norte

Mª del Mar dijo...

Un rato estupendo que terminó de una forma divertidísima. Todavía me río cuando recuerdo a Angela poniendo morritos y diciendo erpurrpo.

En cuanto a la exposición, los cuadros fantásticos; me hubiera costado mucho trabajo tener que elegir uno. Que arte tiene Manolo.

Cristina dijo...

Ah! y también echamos un ratito estupendo con Antonia Jaén, que ha estado en Alemania y ya no pinta desnudos, sino paisajes!

marga dijo...

He colgado las fotos con la esperanza de que un alma caritativa las coloque un poquito mejor, me reclaman los míos.¡Qué bien nos lo pasamos! ¡Cómo me gustan Manolo, Hoylibro, la noche, los morritos de Ángela, las chicas buenas y malas y hasta Piter!

Alma caritativa dijo...

he hecho lo que he podío, mari...

Anónimo dijo...

Pero como no voy a estar literalmente enganchada a este blog si esto es gloria bendita¡¡.
Maria -Norte

Cristina dijo...

he colocado una peliculilla con las fotos que hizo Jorge ¡espero que os guste!

marga dijo...

¿Esperas que nos guste? ¡¡¡Me encanta!!! Vuelvo a disfrutar como si estuviera allí de nuevo. Mil gracias, generosssa.

maría-sur dijo...

¿Que si me ha gustao?
¡Tanto como erpurrrpo!

Cristina dijo...

¡parecemos "los ángeles del cuervi"!

maría-sur dijo...

y si le das al "play" ¡más!

Cristina dijo...

(le he hecho unos retoquitos al vídeo)