jueves, 19 de marzo de 2009

LA GIRALDA DE NUEVA YORK

DE DIEGO CARRASCO

¡Ea! ¡que no se diga que no soy rápida! la otra noche le prometimos a Diego Carrasco que nos íbamos a leer alguna cosilla suya, para poderlo invitar a una cena como él se merece. El pobre estaba celosillo de nuestra afición a Manolo, y decía "pero si ni siquiera escribe! ¡y yo sí!"

Ángela le prometió hace muchoooo muchoooo tiempo que iba a ser nuestro invitado, pero se ha relajado y no ha organizado ná de ná, y el pobre anda llorando por las esquinas. Hace el mismo tiempo, ella me hizo entrega de este documento, que escaneé y convertí en pdf. Pero nunca me había puesto a aprender cómo subir pdfs a esta santa casa ¡y está chupao!
Ahora que yo he terminado mi trabajo empieza el vuestro, que es leer este interesante documento. Y Ángela organizar el encuentro con Diego, y María del Mar buscar el sitio. Y yo tirarme a la bartola, que ya me lo he currao bastante.
¿Sabéis cuál fue el primer rascacielo que hubo en Nueva York? Pues una réplica de La Giralda. ¿Sabéis quién fue el arquitecto? ¿dónde y cómo murió?... aquí están todas las respuestas, y es una historia de lo más novelesca, digna de una película de "jolivú" (de hecho, Ángela y Diego estuvieron hablando de que había varias películas basadas en esta historia, pero no me quedé con los nombres). Diego dijo que nos iba a preparar una peli que hizo sobre este escrito, en la que él es el narrador, con un abrigo maravilloso y una bufanda que no se quitó en todo el tiempo de rodaje, y nos la va a proyectar.
(si pincháis sobre el cuadradito de la derecha lo ampliáis)

¡A leer!
Giralda Nueva York


5 comentarios:

maría-sur dijo...

Thank you. See you later...

Pilar dijo...

Thank you too, but I can´t tell you "I see you later".

Cristina dijo...

see me? when? where? ohhh, my god, and I with this pelos!

Pilar dijo...

Ya me lo he leío, ya me he metío en internet pa seguir leyendo. Ya me sigo reafirmando que la realidad supera a la fantasía.

No, ke cómo María-Sur te dice "I see you later" pues yo digo que no puedo decírtelo porque, simplemente, yo no te puedo ver, puesto que no hemos hablado... Ná, una tontería mía. ¡¡¡Pero no m importaría vert!!!

Cristina dijo...

me ha encantado eso de que contratasen a dos camareras, una morena para el vinotinto y una rubia para el blanco ¿lo copiamos pal pinnnic?