jueves, 11 de noviembre de 2010

la Giralda de Nueva York (2ª toma)...

SEGÚN DIEGO CARRASCO


Algunas, anoche, no os acordábais de la fantástica historia de Diego y la Giralda de Nueva York. Y como yo soy como los rabillos de pasas, hago un refrito con la entrada que pusimos en el blog el 19/03/09 para que lo recordéis (mientras llega el acta).


¿Sabéis cuál fue el primer rascacielo que hubo en Nueva York? Pues una réplica de La Giralda. ¿Sabéis quién fue el arquitecto? ¿dónde y cómo murió? ¿quién era la mujer que sirivió de modelo para el Giraldillo neoyorquino?...
Aquí tenéis todas las respuestas, y es una historia de lo más novelesca, digna de una película de "jolivú" (de hecho, hay una de Milos Forman).
No me ha dado tiempo ver cuánto tiempo dura el documental que hizo Diego sobre este escrito, en la que él es el narrador, con un abrigo maravilloso y una bufanda que no se quitó en todo el tiempo de rodaje, cuando lo haga, os diré lo que dura).




(si pincháis sobre el cuadradito de la derecha lo ampliáis)




¡A leer!
Giralda Nueva York










Ahora que he terminado mi trabajo empieza el vuestro, que es leer este interesante documento (os recomiendo que lo hagáis antes de meterle mano al Ragtime de Doctorow, nuestro próximo libro, porque os abrirá los ojos sobre algunos de los protagonistas). Y a Ángela le toca organizar que el encuentro con Diego para el 15 de diciembre sea un éxito (Ángela, he visto que el de diciembre le tocaba a Pililebe, así que es a ella a la que le tienes que cambiar la cena, y que ella organice la de febrero, que era la tuya). Y yo ahora, a tirarme a la bartola, que ya me lo he currao bastante, y además me lo he leído ya...
SE HA CAMBIADO EL DÍA DE LA CENA DE DICIEMBRE AL DÍA 15, DIEGO NO PODÍA EL MARTES 14.

3 comentarios:

Cristina dijo...

ya la he visto. Me quemaba en el bolsillo y he encontrado esta tarde, inesperadamente, el momento de paz necesario para verla. No puedo contar nada más que me ha encantado y que dura una horita corta. Y que... ¡ja! ¡que no voy a contar naaaaaaaaa ni aunque me sobornéis!

Cristina dijo...

Os he dejado un regalito en vuestro correo electrónico

marga dijo...

Con este documento aun apetece más meterle mano al libro. Muy enriquecedora su lectura.¡Vaya con la Giralda, la prensa amarilla, las chicas tarta y las mujeres sin escrúpulos!