sábado, 8 de enero de 2011

6 años sin él

Ya han pasado seis años. Como un soplo.

Hoy Marta, mi hermana, ha colgado de su facebook este hermoso vídeo como recuerdo a una ausencia muy presente en nuestras vidas, y lo ha acompañado de este poema de Federico García Lorca, su paisano.

Yo se lo he robado, para colocarlo en nuestro rincón, tenerlo más a mano y para que veáis esos hermosos ojos de mi padre, a los que tanto añoro desde un día como hoy, hace ya seis años, que se cerraron para siempre.

Mi corazón oprimido
Siente junto a la alborada
El dolor de sus amores
Y el sueño de las distancias.
La luz de la aurora lleva
Semilleros de nostalgias
Y la tristeza sin ojos
De la médula del alma.
La gran tumba de la noche
Su negro velo levanta
Para ocultar con el día
La inmensa cumbre estrellada.

¡Qué haré yo sobre estos campos
Cogiendo nidos y ramas
Rodeado de la aurora
Y llena de noche el alma!
¡Qué haré si tienes tus ojos
Muertos a las luces claras
Y no ha de sentir mi carne
El calor de tus miradas!
¿Por qué te perdí por siempre
En aquella tarde clara?
Hoy mi pecho está reseco
Como una estrella apagada.

Federico García Lorca



7 comentarios:

lolalij dijo...

Cristina: Ya te lo he dejado en Facebú, pero ahora te lo digo en este rincón íntimo al que se me permite acceder. El homenaje a vuestro padre es una maravilla. SILENCIO Y RESPIRAR HONDO PARA NO PERDERME NADA, eso es lo que he hecho. Y os mando mi cariño y agradecimiento por tantas cosas bellas, buenas y verdaderas que me llegan de tratar con tan exquisita compañía. Besos y feliz 2011.

marga dijo...

Muy hermosos los ojos de tu padre. Como su obra. Como tu amor.

Beatriz dijo...

Hermosos, muy hermosos. Un beso Cris

Cristina dijo...

Gracias, guapetonas. Sienta bien vuestro calorcito en este día lluvioso

Angela dijo...

Qué gran hombre, que gran obra, qué belleza.cuanto amor.Un beso, Cristina.

maria sur dijo...

Te lo dije, estás muy guapa, hoy tienes una luminosidad especial...Y el día efectivamente estaba lluvioso y gris, muy gris, pero yo vi la hermosura de sus ojos asomando a los tuyos, y sonreí. Gracias.

pilar dijo...

¡¡¡Seis años ya!! Y parece que fue ayer. Y en estos años lo recordamos siempre y lo seguiremos recordando y su mirada permanecerá fresca y joven tal cómo era.
Seguimos aquí, Miguel, contigo.