jueves, 7 de octubre de 2010

¡¡¡TENEMOS NUEVO NOBEL EN ESPAÑOL!!!

¡Y van once!

¡Enhorabuena a Mario Vargas LLosa! Justo cuando ya nadie hablaba de él como aspirante al premio, van y se lo dan. Murakami y McCarthy habrán de esperar cómo lo hizo él durante años.

¿Lo celebraremos en Hoy Libro leyendo alguno de sus libros?

Yo leí en mi adolescencia "La tía Julia y el escribidor". Esa historia de amor entre un joven aspirante a escritor y su tía política me atrapó.

Años después, descubrí que su primera mujer, Julia Urquidi, de la que se había separado en 1964, se había sentido tan ofendida, pues veía su historia de amor y desamor junto al escritor reflejada en la novela, que ella a su vez había escrito "Lo que Varguitas no dijo". Desde su realidad, en la que ponía nombre y apellidos no sólo a ella y a su ex-marido, sino a los distintos personajes que aparecen en la obra y que, en palabras suyas, estaban muy lejos de ser ficción. He buscado ese libro por librerias de aquí y del otro lado del charco sin éxito.

"Yo lo hice a él. El talento era de Mario, pero el sacrificio fue mío. Me costó mucho. Sin mi ayuda no hubiera sido escritor. El copiar sus borradores, el obligarlo a que se sentara a escribir..." declaró en una entrevista en el 2003.

¿Lo reeditarán ahora que Vargas Llosa es premio Nobel?

¿Será que la literatura, después de todo, no es sino ficción disfrazada de realidad?

Perdonad esta "frivolidad" de introducir algo personal en una felicitación tan especial pero, ¿acaso no son mortales como el resto?. ¿Sabemos de qué se nutre un escritor cuando se enfrenta al folio en blanco? ¿A la soledad?

¡¡Felicitaciones de nuevo!!





aquí os dejo un homenaje que le han hecho a Varguitas en el programa Página 2 de tve. Espero que os guste.




columna de EL PAÍS: CATORCE MINUTOS DE REFLEXIÓN




13 comentarios:

Cristina dijo...

me ha dado una alegría tremenda al enterarme. Anoche, precisamente, nos contó Adela que Tía Julia era uno de sus libros de cabecera. Podíamos leerlo para enero ¿no? ¡yo me apuntoooooo!

maria sur dijo...

Yo también me he alegrado un montón...de hecho me disponía a hacerle su entrada homenaje cuando me he sorprendido con la tuya. ¡gracias!.
Como Cristina, yo me apunto también.

Por cierto, te eché de menos ayer.
Anda, vete a este enlace que te vas a llevar una alegría:
http://www.informador.com.mx/cultura/2010/203499/6/reeditaran-lo-que-varguitas-no-dijo.htm

Y ahí queda mi voto pa enero (van 2)

marga dijo...

Contad con mi voto para la tía Julia(y van 3). Me encanta que le hayan dado el Nobel a un escritor tan cercano. Disfruto cada vez más de sus colaboraciones en El País.

pilar dijo...

María, querida, me falta inforamción: ¿Qué has escrito entre 203499/ y -lo-que...? Me lo tapa la columnita esta de "Haga su comentario" y, al no escribirlo completo no me deja acceder. ¡¡¡No me digas que ahí viene el libro!!! ¡¡¡Porque lo que yo quiero es el libro.
By the way, will you leave to Oxford or you'll stay with us, dear?

maria sur dijo...

Sigo con vosotras querida.
Mira, al final de la entrada he puesto el enlace para que vayas directamente.

No me extraña que no lo encontraras por ningún sitio. Al parecer se publicó en Bolivia en su momento pero, según dicen algunos, las "influencias" de Varguitas lograron que no se volviera a editar ni en esa editorial ni en ninguna otra en el mundo (¡!). Sólo unos pocos fueron los afortunados entonces.

En fín , parece que ahora, tendremos la posibilidad de saber que nos quería contar la "tia" Julia.

Cristina dijo...

¿pero es bueno el libro? la verdad es que yo no tengo curiosidad por saber sus miserias, más ganas tengo de leer -o releer- su magnífica obra, que conocer las intimidades de su vida conyugal. Puede que él se basara en ella, igual que se basó en Trujillo para la fiesta del chivo o en Gauguin para el paraíso en otra esquina, pero lo importante de su obra es cómo cuenta las cosas, no con quién se acuesta. Y me pega (puede ser una impresión mía) que ella no contará las cosas con la maestría que las cuenta él (puesto que no conocemos más obras suyas) y que puede estar escrito con un poquito de mala leche, y más después de saber que se casaron en el 55 y se divorciaron en el 64, pero en el 2003 dijo ella: "Yo lo hice a él. El talento era de Mario, pero el sacrificio fue mío. Me costó mucho. Sin mi ayuda no hubiera sido escritor", no lo creo, la verdad. Del 64 hasta ahora ha demostrado con creces su valía, y ha escrito sus mejores obras. Y con mucho sacrificio y mucho talento.

maria sur dijo...

Seguramente tengas razón...pero, ya sabes, a mí me gusta siempre oir a las dos partes, a riesgo de que una de ellas no merezca la pena...

pilar dijo...

Amén, María Derqui.
Xrsti, cariño: esto no es saber con quién se acuesta. No estamos hablando de la titi que se cepilló al torero pa salir en Sálvame de Lux. A mi me interesa para confrontar una historia con otra. Para ver el talento literario de un escritor que, contando la misma historia, lo hace impregnando esa obra de un talento, de una capacidad literaria que la otra parte no posee. El resto, ya lo sabemos. Tú deberías saber muy bien que el crea, crea y su mundo, el de la creación, absorbe su realidad, en algunos cassos hasta límites castrantes para su entorno que, por otra parte no son tales si saben a lo que se arriesgan (caso de Picasso que viene ahora a la mente). ¿Crees que por interné lo podriamos comprar, se me ocurre ahora? ¡Anda que no busqué yo por las librerias de Buenos Aires, Brasil y Paraguay! Deslomá estoy toavía después de tanto tiempo je je

Cristina dijo...

arriba os dejo un vídeo dedicado a nuestro nobel preferido.

Cristina dijo...

¡por fin es viernes!
Propósitos de fin de semana: chimenea, couldina y ¡tía Julia y el escribidor!

marga dijo...

Un gintonic con los amigos es mucho más reparador que la couldina, aunque está contraindicado para la lectura.
Mis propósitos empiezan por quitarme de encima y cuanto antes la "lista de tareas pendientes" y después improvisar.
Creo que no me vendría mal un ligero resfriado que me obligara a quedarme en casa. Y esta idea me hace añorar los inviernos del norte, con esas meriendas de chorizo, queso y cecina alrededor del fuego, las partidas de cartas, el recogimiento. Pero como vivo en Sevilla, me dejo arrastrar por la ciudad y me paso todo el día "recogidita" en la calle.

Cristina dijo...

he puesto al final de la entrada la columna que escribió al enterarse de que le daban el Nobel. Merece 14 minutos de reflexión

Cristina dijo...

os he dejado arriba "lo que Varguitas nos dijo" ayer para recibir el nobel. Preciosas palabras que escuché gracias a Julia Carlota, que me avisó.