viernes, 18 de septiembre de 2009

¿QUÉ LE REGALARÍA YO...

...A UNA PERSONA DE EDAD AVANZADA?


¿qué le puede hacer falta? ¿qué le puede hacer ilusión? ¿qué cosa aliviaría sus soledades? ¿con qué la podría hacer reír, aunque aumente sus patitas de gallo? ¿qué le suavizaría sus líneas de expresión?...




Hoy estoy preguntona.

Me gustaría que cada una coloque aquí su regalo, como hicimos con nuestro glorioso e inolvidable arbolito navideño.

Vamos a pensar entre todas qué es lo que más necesitaría una persona que, a pesar de su impresionante y juvenil aspecto, entra ya en una década complicada. Pensemos todas juntas recitando al unísono: "A ver, a ver, si yo tuviera polvitos mágicos le regalaría........................."




Algunas lectoras lo sabrán por experiencia, porque ya han superado la barrera del 5..., otras tendremos que recurrir a la imaginación porque todavía nos queda un rato (jejejeje)...




Le gustaría acaso...
¿
unos pollitos para que le recuerden su juventud?
¿un vestido bien escotaíto
que le sirva de hucha para el fondo?
¿una música que le guste para cantarla en un karaoke?
¿una vaca lechera pa s
u finca?
¿una carta de amor o de amistad?
¿un poco de chocolate
pa sus crisis existenciales?
¿un periquito pa que le hable cuando esté sola?
¿o quizás un patito de goma que le anime la bañera?






¡QUÉ LÍO MÁS GRANDEEEEEEE!













Pues yo le quiero regalar hoy esta foto. Nos la hicimos en el 94. Agosto del 94, ¡QUINCE AÑOS YA!!!, aunque parece que fue ayer, porque no hemos cambiado NADAAAAA, y estamos las dos tan monísimas como entonces. Hacía apenas un año que nos habíamos conocido, y estamos las dos sentadas en un murete que vimos levantarse piedra a piedra, en casa de un querido amigo que ya no está con nosotras, pero al que siempre tendremos que agradecer muchas cosas, entre otras habernos conocido. Allí, entre esos olivos, pasamos muchos fines de semana juntas. Desde entonces hemos llorado y reído juntas, y hemos construido, nosotras también, un sólido murete en el que espero que nos sentaremos muchos años más.

¡Qué sorpresa! Quería regalarte un Big Johnny para que no echaras de menos el que dejaste atrás y mira lo que me he encontrado. Mejor busco otro, no? Marga


¡pa tu cuerpo serrano, serrana! Ea, ya pasó, ya eres esa persona de edad avanzada que tanto esperabas. Aquí te dejo yo el regalito de las fotos del inolvidable día de ayer. Como ves, no hay ninguna en la que salgamos con la boca cerrada.

No sé cuándo las verás, (hoy seguro que no, que bastante tienes con lo que tienes), porque algo en tu mirada de ayer me hizo sospechar que estás dispuesta a abandonar tu vida urbana, alejarte del mundanal ruido y retirarte a una granja. No sé, puede que me equivoque, fue como una premonición, pero te vi como en una aparición, con tu traje de serrana y tu sombrero de paja, dedicada en cuerpo y alma (más en cuerpo que en alma) a cuidar de conejitos, patitos y pollitos, en vez de cuidarnos a nosotras... ¿lo habré soñado?... En fin, todo sea por tu felicidad, y a nosotras siempre nos quedarán las fotos.

Por cierto... me muero de curiosidad!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

16 comentarios:

maría-sur dijo...

Yo le regalaría...¡su canción de cumpleaños!
Cantada por....¡Luis Aguilé!
Que dice, dice: ..."QUE SIEMPRE TENGAS AMIGOS Y EMOCIONES QUE VIVIR!

Brad dijo...

Y yo le regalaría, regalaría....

Brad también dijo...

mmm... y turroncito del ricoooo....

marga dijo...

¡Susto, susto!

Angela dijo...

Cristina, realmente parece que fué ayer, ¡qué recuerdos!. No había visto esta foto, ni siquiera sabía que existía....me transporta a aquél año tan "especial", vamos a dejarlo ahí. Me encanta. Mil gracias, preciosa.
Por ciero, no puedo oir la canción ¿sólo me pasa a mí o a las demás también?

Cristina dijo...

Pues yo te regalaría... ¡un album con las fotos de ayer!. Espero que disfrutes también de este regalo, aunque tengas que levantar tus ojos (¿marrones?) por un momento y dejar lo que tengas entre manos...

Ah! ¡que lo sepas! Todavía me duele la mandíbula de reírme, así que si te lo pasastes la mitad de lo bien que me lo pasé yo, me doy por satisfecha.

maría-sur dijo...

Y yo tengo la cara redonda, redonda, redonda, también de tanto reir.

¡Vaya regalo nos regalamos ayer las que ayer te regalamos!

Angela dijo...

Aye lo pasé en grande, me reí muchísimo,me encantaron vuestras muestras de cariño y los regalitos también, aunque no pude estrenar alguno porque ¡no funciona!, p ¿se pueden cambiar este tipo de cosas?

Cristina dijo...

¿QUEEE NOOOOO FUNCIONAAAAAAAA? ¡¡¡así estás tan espabilá a estas horas!! a ver si me lo das este fin de semana (ahora me voy de boda) y lo llevo el lunes. Por cierto ¿quién se llevo el ticket?

Angela dijo...

Yo el ticket no lo tengo, pero sí tengo el papel donde venía que trae una pegatina de la tienda. Mañana te lo acerco

Cristina dijo...

ponlo al baño de maría antes, guapa.

Pilar dijo...

Perdonad. Me he puesto a escribir y no puedo: entre que aún me río al pensar en ayer y que... que... que no puedo soportar que no funcione el conejito rosa. Ya estaba a punto de pedírselo y ahora ¿qué?
Si lo dscambi, my as Xristi, no te olvides de comprarme "eso", my China girl.

Cristina dijo...

propongo que una tarde de estas vayamos all together a chinatown, ¡y yo qué se que talla tenéis cada una! hay modelitos adecuados a todas las fisonomías, infraestructuras, caracteres... y una gran variedad de tallas, colores... ¡es demasiada carga para una persona humana que está en decadencia de ilusión... ¡vosotras, las del amén, apartad de mí ese cáliz!

maría-sur dijo...

¡Un paseo por Chinatown que haga resurgir las más dormidas ilusiones en algunas, las más inimaginables tentaciones en otras!
¡Yo quiero! Me encantaría pasear con vosotras pero me temo que mis horarios de worktown son incompatibles. En cualquier caso tenedme al tanto, por si acaso dejando el amén a un lado ¡decido pecar!

mª del mar dijo...

Lo pasamos muy bien el viernes, muy bien. ¿Cómo se lo habrá pasado Ángela anoche? Ángela cuenta ...

Angela dijo...

Bueno,que os voy a contar. Pasamos un rato agradable durante la cena y después, pues más de lo mismo, tías, tías y más tías, y como es de suponer, cada una de su padre y de su madre. De los hombres que había mejor no hablamos. Conclusión, que nos dimos el piro bien prontito. Aunque esto es mejor que os lo contemos en vivo y en directo, cotillas, que sois todas unas cotillas.