lunes, 13 de diciembre de 2010

Otra Nana de la cebolla... para Enrique

Otra de las personas que cantó a Miguel Hernández magistralmente fue Enrique Morente, que hoy nos ha dejado huérfanos de su voz rota, aunque su voz y su magisterio permanecerán en nuestro recuerdo. El otro día vi de nuevo el cuadro que mi padre le pintó a las Nanas de la Cebolla, y hoy quiero escucharla en la voz de este otro granaíno.

Desperté de ser niño: nunca despiertes. Triste llevo la boca: ríete siempre. Siempre en la cuna defendiendo la risa pluma por pluma.





Este granaíno universal estará ya soñando con la Alhambra, igual que la soñó en un magnífico programa de televisión cuyo trailer quiero dejaros como homenaje, cantando un poema de la malagueña María Zambrano.


1 comentario:

maria sur dijo...

En mis andanzas del sábado pasado acabé en un sitito que tu y yo conocemos degustando aceites, y precisamente con Tony, el dueño, que es granaino también y nos tenía ambientada la comida con este GENIO, hablábamos de él.

Para siempre su voz "CANTANDO VERSOS"