domingo, 1 de mayo de 2011

MATAR A UN RUISEÑOR

NELLE HARPER LEE es una novelista estadounidense galardonada con el Premio Pulitzer. (No sé por qué me imaginaba yo que Harper Lee era un hombre de pelo en pecho...)

Nació en Monroeville (Alabama) en 1926, y estudió en las universidades de Alabama y Oxford. Tras un periodo como empleada en las oficinas de una compañía aérea en Nueva York, decidió dedicarse a la literatura. Al igual que J.D. Salinger, no concede entrevistas y vive retirada tras haber escrito una única novela Matar un ruiseñor, en 1960, que obtuvo el premio Pulitzer el año siguiente y que fue llevada al cine por Robert Mulligan en una memorable película galardonada con tres Premios Óscar en 1962 y protagonizada por Gregory Peck en el papel de Atticus Finch y Mary Badham como Scout.


MATAR A UN RUISEÑOR tiene rasgos autobiográficos; el personaje de Scout estaría inspirado en la propia Harper Lee y el de Atticus Finch en su padre. Finch, por cierto, es el apellido de soltera de la madre de Lee. Narra su propia vida en una pequeña ciudad sureña durante los años de la Gran Depresión. El relato se ofrece a través de los ojos de Jean Louise Finch, familiarmente llamada Scout, que siendo ya una mujer adulta recuerda una época de su infancia en la que su padre, abogado de profesión, defendió a un hombre negro acusado falsamente de violación. Es un alegato por la igualdad, la justicia y contra el racismo.

Un auténtico clásico de la literatura estadounidense del siglo XX que ha cautivado a millones de lectores.

Obtuvo el Premio Pulitzer en 1961.

...Y AHORA... ¿NO ES ÉL UN ENCANTOOOOOOO?

13 comentarios:

pilar dijo...

¡Nació el mismo año que Marilyn Monroe! Nota frívola. Gracias Cristi. ya me ha entrado la curiosidad por leer más de ella.

Cristina dijo...

pues lo vas a tener complicado, me dijo mi amigo el librero que es el único libro que escribió)...

marga dijo...

Pues yo he leído que era amiga de la infancia de Truman Capote y que compartieron mieles...¿y hieles? Os informaré mejor, ha llovido mucho desde que lo leí (¡toda una semana santa!) También, antes de que lloviera tanto, pensaba que Harper Lee era un hombre.

fersansegundo dijo...

¡Hola, chicas!
Soy el invitado ya caduco del mes anterior, el Sansegundo, y me encanta seguir mirando vuestro blog. Vais a comentar un libro que me parece todo un monumento. Me alegro.
Vi vuestros videos. Os echo de menos. Os manifestaría mucho, mucho amor si no fuera porque estáis tan comprometidas, ¡ay, dios! Y no me extraña nada. Resulta que he creado yo un blog, "La pasion segun Sansegundo" en blogspot y no sé cómo añadir el vuestro como referencia. Enseñadme. Besos y hasta pronto.
Fernando

pilar dijo...

Fersansegundo: me recuerda el nombre a ese compañero de Instituto cuyos padres se equivocaron de centro para su hijo y que te da pol saco un día sí y otro también con sus salidas a la montaña, sus portaesquís último modelo, sus viajecitos a Londres o París y su cocodrilo Lacoste aplaudiéndole las gracias.
Fersansegundo: no eres el invitado caduco. Las hojas caducas se caen y se las come la tierra. Tú sigues ahí, agarrado a la rama, oteando.

Cristina dijo...

De caduco nada, te tenemos perennemente en nuestros pensamientos, tienes un club de fans con nosotras que ya quisiera la belen esteban esa que tú no sabes quién es... en cuanto vengas por Sevilla nos llamas, siempre tendrás un tenedor en esta mesa de maripilis lectoras.

Ya he puesto tu apasionado blog entre nuestros favoritos, y para que pueda ser recíproco, te digo cómo tienes que hacerlo: en el panel de control donde haces las entradas hay una pestañita que pone "Diseño". En la columna lateral donde tienes "archivo del blog, datos personales, etc... pondrá "añadir gadget", le das y se te abre un apasionante mundo de color: puedes poner encuestas, fotos, textos, vídeos y todo lo que quieras, incluso hay uno que pone LISTA DE BLOGS, con tus blogs favoritos.

rocio dijo...

¡Ay Fernando! Yo sí que te echo de menos, y ya ves las chicas. Si vienes por Sevilla no dejes de llamarnos, nos leemos un tebeo si no nos da tiempo de leer un libro, o nos vamos directamente a los gin-tonics, sin excusas.
Besos

LA ENCUESTA dijo...

YA ESTOY AQUIIIIIIII

Cristina dijo...

¡ayyy, queridas, lo confieso, no lo he podido resistir, he visto la peli con mis niños y uno más que tengo prestado! al principio todo eran quejas, que qué rollo, que si es en blanco y negro, que si eso que es una niña o un niño... pero luego... todos callados, atentos al ruiseñor hasta el final. Reconozco que tampoco me importaría verla de nuevo con mis niñas, porque es preciosa y seguro que pillo detalles nuevos. Ahora están todos durmiendo juntos por si aparece Boo Radley, pero sé que se llevan a la cama más de una enseñanza... y la más importante de todas: "Matar a un ruiseñor es pecado. No se dedican a otra cosa que a cantar para alegrarnos. No devoran los frutos de los huertos, no anidan en los graneros, no hacen nada más que derramar el corazón, cantando para nuestro deleite. Por eso es pecado matar a un ruiseñor"...

ayy, me ha dejado reflexiva Atticus, querido blog... ¿estaremos matando algún ruiseñor sin darnos cuenta?

marga dijo...

¡Traidoraaaa...!
(bueno, te perdono, ya sé que a veces le damos muchas vueltas a las cosas y podría ser que no encontráramos el momento apropiado. Siempre nos quedará "Un tranvía...")

Cristina dijo...

perdón, hija, no mates a la ruiseñora, tenía la peli delante de mis narices, y entre eso y ver sálvame de luxe o a paquirrín en la isla, me decanté por Atticus... ¿quién no habría hecho lo mismo en mi lugar?

Cristina dijo...

¿alguien sabe algo de la cena? queda una semanita y no he confirmao ni ná

David C. dijo...

La película, basada en el libro, es una joya del cine.