viernes, 14 de octubre de 2011

STEVE JOBS



6 comentarios:

marga dijo...

Gracias Cris. Me habían llegado por varios frentes noticias de la existencia de este vídeo y aun no lo había visto. Merece la pena hacer un alto en el camino y aplicarse el cuento.

Cristina dijo...

Cuántas lecciones nos da Steve. A mi me cambió la manera de trabajar. Hasta que él nos trajo el Apple, yo trabajaba con tijeras y pegamento, y si te equivocabas había que empezar de nuevo.

Pero ahora intentaré cambiar también mi manera de vivir: de lo malo puede venir lo mejor de la vida. Hay que vivir todos los días como si fuera el último.

Yo os deseo lo mismo con lo que termina su discurso: "Sigue hambriento. Sigue alocado"... ¿nos vamos a Portugal otra vez?

Beatriz dijo...

vale, me apunto.

Tomo nota y lo veré de vez en cuando para que no se me olviden sus consejos.

besos y buen fin de semana

marga dijo...

...se me olvidó esta mañana, Cris. Gracias también por el nuevo enlace (¿o prefieres que te invite a un gin tónic con pepino en lugar de darte tantas veces las gracias?)

prefiero la segunda opción dijo...

¡eso, eso!

pilar dijo...

Mi Toño vino con el discurso hace cerca de un año para que lo escucháramos Pablo y yo. Me impactó por sencillez, lucidez y punto de sabiduría que dan la vida (aunque no a todos porque le que vemos cada día) e, imagino, el ser haber estado cerca de la muerte y seguir viviendo con la espalda de Damocles encima de tu cabeza.
Cristi a buen seguro sabrá apreciar muuuuucho más que una profana como yo lo que Jobs ha significado en el mundo de la tecnología pues lo lleva a su día a día y... lo del gin tonic con pepino, tan antiguo como el mundo y coétaneo de la manzana que siiiiiiiiiiiiiiiglos después Jobs usó como logotipo para sus inventos... Eso... eso debe estar mu güeno, ¿no?