domingo, 24 de marzo de 2013

ACTA DE LA CENA DE HOY LIBRO, 20 DE MARZO

POR FAVOR CUIDA DE MAMÁ. DE KYUNG-SOOK SHIN



No quiero que pase más tiempo, debo escribir el acta antes de que mis recuerdos se volatilicen, fue casi a los postres cuando me enteré de que el acta era cosa mía, sorry.

Llegamos a las 9, como habíamos quedado, Mª del Mar, Rocío y yo directamente de Santa Clara, Cristina, Marga, Pilar y su invitada, del Palacio de los Marqueses de la La Algaba, Museo del Mudéjar, al restaurante La Pincelada, al estar cerrado tomamos una cerveza en frente, en la bodeguita de los choricillos al infierno, no recuerdo ahora su nombre. Presentaciones, hola, hola, soy Rocío, hola yo Mª Mar, yo soy Elena, ... y yo, KYUNGSHIL, qué...., cómo,.... Conchi?, sí, KYUNGSHIL, la amiga de Pilar, una coreana cosmopolita de la calle Gravina. La verdad, yo solo conozco dos coreanas y las dos son encantadoras.



Pasamos al restaurante, no nos dieron la mesa que había pedido en el reservado y nos pusieron en un sitio muy raro, en medio de un pasillo, donde hacía algo de corriente, pero bueno la comida no estuvo mal y el servicio mejoró en cuanto nos dejamos recomendar las viandas por la camarera. Parecía que ninguna teníamos ganas de hablar del libro, pobre KYUNGSHIL no la dejamos comer en paz la tuvimos asaeteada a preguntas sobre su pais, la lengua y su caligrafía, nos escribió amablemente su nombre en caracteres chinos y coreanos, su vida, sus maridos, …. el libro, quéee, qué tienes dos libros y además en coreano??, le parece increíble hasta a ella¡.





Para KYUNGSHIL la historia que cuenta el libro es demasiado local y no entiende cómo ha tenido éxito fuera de sus fronteras, sin embargo para nosotras ha sido la excusa perfecta para conocer Corea y sus costumbres, como es la preparación del SHIHI, especie de col fermentada y curada bajo tierra que si a Conchi le encanta a Pilipink la subliveya, tenemos que quedar otro día para aprender a prepararlo y si es posible probarlo.





Bien centrémonos, ya hemos dicho que el libro no nos ha gustado demasiado, a Cristina no le ha parecido tan mal, y a Pilar casi le ha gustado, pero en general nos ha parecido un libro plano, una historia con un tema que normalmente da tanto juego la madre y las relaciones familiares, y que sin embargo no nos ha despertado ninguna emoción, los personajes sin definir, no identificas con claridad la cronología de los hechos, etc. Puede ser que lo mas interesante haya sido la estructura del libro y cómo está narrado, en segunda persona, como si fuera un monólogo de cada personaje consigo mismo, aunque francamente a mí hasta bien pasado el segundo capítulo no lo he entendido.

Pero en lo que ha habido unanimidad ha sido en ese final tan místico, donde no ha faltado de ná, ancestros, rosarios, iglesia, diálogos con el más alla... sin palabras.

Bueno, y llegaron los postres, y Marga nos leyó unas notas que había enviado una amiga que está ocupada y preocupada en otros menesteres -ahhhh, cómo te echamos de menos chiquilla- y nos comimos a Marisur de postre, enterita, y hubo para todas, y sí, fue María la que más y mejor habló del libro. Te mandamos un beso Mari, y muchos ánimos.

Bien, mi memoria se apaga, y vuelta a casa, pero eso sí antes hemos quedado en leer un libro que propone Rocío de un autor extremeño conocido de su hermano, Intemperie, de Jesus Carrasco, y nos emplazamos para el martes 23 de abril. Organiza Rocío que tratará de traer al autor, e invito yo. Desde aquí os digo que si alguien quier traer invitada que lo haga, yo por mi parte se lo voy a proponer a Angeles, pero no estoy segura de si podrá. 

14 comentarios:

maria sur dijo...

Efectivamente como si hubiera estado ahí...¡y muy requetebueno este postre tuyo, Marileni!

julia carlota dijo...

Muy bien Helen. El libro no me gustó pero me encantó Conchi, muy simpática y generosa explicándonos cosas de su cultura. Espero que tengamos otra ocasión de disfrutar de su compañía. Y las Marías, ... animaros a la próxima cena, mira, que Conchi viene de Corea, Inglaterra pasando por Sebastopol.

Pilar dijo...

Gracias por el acta Elena y... amigas, "Conchi" se llama KYUNGSHIL. Invitadla, invitadla, que se apunta a un bombardeo.

Elena dijo...

Gracias Pilar, hubiera sido imposible recordar cómo se escribe su nombre, ya lo he actualizado en el acta, o eso creo¡.

Cristina dijo...

¡shin, shin!, un brindis por Elena, la escribiente del acta, por su rapidez y su frescura. Otro shin-shin por la invitada, que me dejó el libro monísimo lleno de caracteres chino-coreanos, y otro shin-shin porque en la próxima cena tengamos de postre a las dos Marías, que se queda una con hambre sin ellas, ¡por qué no decirlo!

LA ENCUESTA dijo...

y yo, únicamente tengo que añadir que este mes he tenido tres votos, y los tres dicen que les ha gustado POCO el libro...

Maria-Norte dijo...

Gracias por le acta. Por mi parte haré todo lo posible para asistir a la próxima cena , porque además el libro me ha encantado¡

pilar dijo...

... Perdonen ustedes pero, ¿este mes no hay fotos acompañando el acta?

Cristina dijo...

¡Ya está la foto puesta!

marga dijo...

¡Ay, que se me pasa el Shihi!
Gracias, Elena, por plasmar la cena con tanto acierto.
Un besazo para Conchi, que con sus anécdotas consiguió que olvidáramos que a la mayoría de nosotras no nos había gustado el libro.
¡Y ojalá que se cumpla el deseo de tener a las dos Marías en la próxima reunión!

Servicio técnico dijo...

por razones ajenas a mi voluntad, poco a poco van apareciendo las fotos en este acta como si fueran setas en el bosque. Permanezcan atentas a su pantalla

Krish-tin dijo...

Yas-tan-toas

Kyungshil dijo...

Kyungshil dice,

Querida Elena, muchas gracias por las palabras bonitas y muchas gracias a todas guapas e inteligentes chicas por invitarme para cena sobre todo a mi joven amiga Pilar!!! No me gusto el libro tampoco pero desgraciadament yo, no pineso como coreana depues viviendo en fuera de Corea 48 anos. A proposito, el plato coreano se llama KIMCHI hecho con coles de china.
Y SHINSHIN, seguamente significa CHINCHIN !?

marga dijo...

¡Conchi, qué alegría verte por aquí! Fue todo un placer compartir paseo, mesa y conversación contigo. Espero repetir.