lunes, 26 de marzo de 2012

¡Adiós, Tabucchi! ¡hasta siempre!


5 comentarios:

maria sur dijo...

¡Hasta siempre con tus letras!

Y ahora les recuerdo a mis amigas esta conversación:

Pereira dijo...
Sostiene María que lo recomendó esa mísma noche de verano. Una magnífica jornada veraniega, calurosa, tal vez demasiado, pero ella la disfrutaba. Parece que Cristina no tomó nota de ello. ¿Por qué? Sostiene María que por tener a Portugal como fondo y escenario quizás prefirió dejarla para propuesta cara a la próxima cumbre internacional.

Pero ahora, sostiene María, que siendo ella como es, tímida, muy tímida, a la hora de recomendar un libro, quiere por esta vez insistir. Y sostiene María, que para dicha cumbre ya habrá algún autor portugués al que descubrir, seguramente alguno más de lo que pensamos si nos leemos este libro, y que al fin y al cabo éste es italiano...

En fín, sostiene Maria que le ha gustado mucho e insiste en recomendar “SOSTIENE PEREIRA” de Antonio Tabucchi: Lisboa, 1938. La opresiva dictadura de Salazar, el furor de la guerra civil española llamando a la puerta, al fondo el fascismo italiano. En esta Europa recorrida por el virulento fantasma de los totalitarismos, Pereira, un periodista dedicado durante toda su vida a la sección de sucesos, recibe el encargo de dirigir la página cultural de un mediocre periódico, el Lisboa. Pereira tiene un sentido un tanto fúnebre de la cultura: prefiere la literatura del pasado, dedicarse a la elegía de los escritores desaparecidos, preparar necrológicas anticipadas. Necesitado de un colaborador, contacta con un joven, Monteiro Rossi, quien a pesar de haber escrito su tesis acerca de la muerte está inequívocamente comprometido con la vida. Y la intensa relación que se establece entre el viejo periodista, Monteiro y su novia Marta, cristalizará en una crisis personal, una maduración interior y una dolorosa toma de conciencia que transformará profundamente la vida de Pereira. 18/7/10 21:53

La amanuense dijo...
sostiene Cristina que se le debió olvidar anotarlo, o quizás es como tú dices bien, que pensaría ella que sería buena propuesta para la cumbre portuguesa. Sostiene Cristina que lamenta el olvido, pero también sostiene Cristina que no vio ninguna tímida timidísima la noche de la cena, ni a babor ni a estribor. Y menos que se llamase María Pereira.19/7/10 14:02

Sostiene Cristina dijo...

Por lo que sostiene María se deduce que Cristina tenía la cabeza perdida en esos momentos, por lo que ahora, que es más sensata ¡ONDE VA A PARAR! sostiene que como homenaje a Antonio podíamos leer LA CABEZA PERDIDA DE DAMASCENO MONTEIRO ¡es buenísima! ¡Lo sostengo!

sostiene maría dijo...

¡buenísima! lo re-sostengo

ADELA dijo...

Estoy de con la tímida Maria. Así que lanza la idea.SOSTIENE PEREIRA es un libro estupendo. Leerlo y después hablamos.

marga dijo...

Yo sostengo que la tímida propuesta no cayó en saco roto, pues gracias a ella yo disfruté de la lectura de "Sostiene Pereira".
Creo que la mayoría de nosotras ya hemos leído este libro, por lo que me atrae la idea de leer "La cabeza perdida..." y comentar a la vez los dos libros.